1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia contra el envío de tropas terrestres a Siria

Cualquier operación militar en territorio sirio conducirá a una “guerra abierta y larga”, advirtió este domingo (14.2.2016) el primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, en entrevista con el canal de televisión Euronews.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvedev.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvedev.

Este domingo (14.2.2016), en entrevista con el canal de televisión Euronews, el primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, advirtió que cualquier operación militar en territorio sirio conducirá a una “guerra abierta y larga”. En la Conferencia de Seguridad de Múnich, las potencias del mundo acordaron propiciar un cese de hostilidades en Siria en el lapso de una semana; pero el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, señaló que, si el plan de paz no prospera, más tropas extranjeras podrían involucrarse en el conflicto.

Medvedev describió las declaraciones de Kerry como “palabras fútiles” que él no debería haber articulado. “Si todo lo que él (Kerry) quiere es una guerra prolongada, él puede poner en marcha operaciones en suelo sirio. Pero que no cunda el miedo: nosotros debemos negociar como lo ha hecho el ministro [de Exteriores ruso] Lavrov”, apuntó Medvedev. Aunque Estados Unidos ha descartado el estacionamiento de tropas terrestres en Siria, Arabia Saudita ofreció enviar las suyas para que luchen contra el autoproclamado Estado Islámico.

“Permítanme reiterar que nadie está interesado en una nueva guerra y una operación terrestre implica una guerra abierta y larga”, agregó Medvedev, según la transcripción parcial de la entrevista, publicada por Euronews y Reuters. Otras agencias de noticias citan segmentos diferentes de la entrevista en cuestión, donde el primer ministro ruso defiende las aspiraciones de liderazgo del “hombre fuerte” de Damasco, Bashar al Assad.

“A uno puede gustarle o no, pero él (Assad) es el presidente”, comentó Medvedev, acotando que si Assad fuera derrocado, Siria se sumiría en un caos “como los que hemos visto en muchos países del Cercano Oriente”. El primer ministro ruso añadió que “Rusia no apoya personalmente a Assad. Pero Rusia tiene relaciones amistosas con el Estado sirio desde antes de que Asad asumiera la presidencia. Nuestro argumento es: en este momento, aparte de Assad, no hay ninguna otra fuerza legítima en el país”.

ERC ( Reuters / AFP / Euronews )

DW recomienda