1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia asegura haber cortado línea de suministros del EI

La aviación rusa destruyó diez posiciones del grupo terrorista en territorio sirio. Activistas denuncian muerte de civiles en los bombardeos.

Los aviones rusos que bombardean posiciones del Estado Islámico en Siria, para apoyar a las fuerzas militares del presidente Bashar al Assad, habrían destruido otros diez objetivos del grupo terrorista, según informaciones entregadas este domingo (04.10.2015) por el Ministerio de Defensa de Rusia. Uno de los mayores logros de la jornada sería el corte de la línea de suministros de armas de los yihadistas.

De acuerdo con Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio, los cazas y bombarderos rusos realizaron otros 20 vuelos, en los que golpearon 10 objetivos del EI, desde centros de mando hasta almacenes con armas en las provincias de Al Raqqa, donde cazas SU-34 acabaron con un centro de entrenamiento, e Idlib, donde cazas SU-25 volaron por los aires un búnker y una fábrica subterránea para la elaboración de cinturones con explosivos.

“Según el Estado Mayor, hemos logrado cortar el sistema de abastecimiento técnico-militar de esa organización terrorista”, dijo Konashenkov en su parte diario. “También hemos causado daños significativos a la infraestructura utilizada para el entrenamiento de los terroristas en territorio de Siria”, agregó el portavoz. Rusia aseguró, además, que usa bombas inteligentes en sus ataques, desmintiendo versiones de Occidente que hablan de la utilización de explosivos que no pueden teledirigirse.

Un “grave error”

El subjefe del Estado Mayor, el general Andrei Kartapolov, aseguró el sábado que los bombardeos habían logrado ya “minar la base técnico-militar de los terroristas y también reducir en gran medida su potencial de combate” y adelantó que “los ataques no sólo continuarán, sino que se incrementará su intensidad”. Esto, mientras la cadena Al Jazeera aseguraba que el apoyo militar ruso muestra el estado de colapso en que se encuentra el Ejército de Siria.

Por otro lado, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró que los ataques lanzados en la provincia de Homs tuvieron como blanco las aldeas de Al Gayar y Sharshuh, donde murió un civil. En Garnata, en tanto, otro ataque ruso habría provocado la muerte de dos niños. Los bombardeos fueron criticados por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien advirtió que Moscú estaba cometiendo “un grave error” y que las misiones militares rusas eran “inaceptables desde todo punto de vista” para Turquía.

DZC (EFE, Reuters, AFP, AP)