1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia anuncia primer ataque al EI con misil lanzado desde un submarino

El submarino ruso "Rostov-on-Don" llegó a la costa mediterránea de Siria cargado de misiles de tierra y antibuque, informó la agencia de noticias rusa Interfax.

Shoigu: Los objetivos fueron dos enormes posiciones terroristas en el territorio de Raqqa.

Shoigu: "Los objetivos fueron dos enormes posiciones terroristas en el territorio de Raqqa."

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, dijo este martes (8.12.2015) que Rusia atacó por primera vez blancos del Estado Islámico (EI) en Siria con misiles disparados desde un submarino en el mar Mediterráneo.

"Los objetivos fueron dos enormes posiciones terroristas en el territorio de Raqqa", dijo Shoigu al presidente ruso, Vladimir Putin, en una reunión transmitida por televisión, y añadió que los misiles Calibre fueron lanzados desde el submarino Rostov-on-Don."Podemos decir con total confianza que se infligió un grave daño a depósitos de armas y a una fábrica de minas, y naturalmente, a la infraestructura petrolera", sostuvo.

Los misiles tipo Calibre son similares a los que Rusia utilizó para disparar contra el autoproclamado Estado Islámico (EI) en Siria desde sus barcos desplegados en el mar Caspio, señaló una fuente de seguridad anónima a la agencia alemana de noticias dpa.

Ataque anunciado

Shoigu dijo que Rusia había informado antes a Israel y Estados Unidos sobre sus planes para lanzar misiles desde el submarino, recientemente fabricado y que se mueve con motor diésel.

Bautizado con el nombre de una ciudad del sur de Rusia, este submarino terminó una serie de pruebas antes de unirse a la flota del Mar Negro en octubre, informaron medios rusos en aquel momento. Ese mismo mes Rusia anunció el inicio del lanzamiento de misiles contra objetivos en Siria desde su flota del mar Caspio, situada a uons 1.500 kilómetros de distancia.

Rusia comenzó a intervenir directamente en la guerra civil de Siria a fines de septiembre, mediante ataques aéreos para apoyar a su aliado, el presidente Bashar al-Assad. Pero la intervención ha tenido consecuencias imprevistas, especialmente cuando Turquía derribó un avión militar ruso que según dijo había ingresado sin autorización a su espacio aéreo, una acusación que Moscú rechaza.

RML (dpa, reuters)

DW recomienda