1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia anuncia otra “tregua humanitaria” en Alepo

El general Valeri Guerasimov aseguró que la medida tiene como fin facilitar la evacuación de la población civil y evitar nuevas víctimas en esa ciudad Siria.

Por orden del presidente Vladimir Putin, Rusia anunció este miércoles (02.11.2016) una nueva "tregua humanitaria” en la ciudad siria de Alepo, que regirá durante diez horas el próximo viernes 4 de noviembre. El objetivo de esta medida, según el jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Rusia, general Valeru Guerasimov, es evitar nuevas víctimas y facilitar la evacuación de la población civil y de los grupos armados que se encuentran en ella.

"El Centro ruso para la reconciliación y las tropas gubernamentales (sirias) garantizarán la seguridad de la evacuación”, dijo el militar, citado por medios locales. Guerasimov indicó que los civiles podrán salir de la ciudad por seis corredores, mientras que los miembros de los grupos armados podrán hacerlo por dos: uno, en dirección hacia la frontera sirio-turca, y el otro, hacia la ciudad siria de Idleb.

"En vista de la incapacidad de nuestros colegas estadounidenses de separar a la oposición de los terroristas, llamamos directamente a todos los líderes de los grupos armados a cesar la acciones de combate y a salir de Alepo con su armamento”, dijo el general ruso, quien aseguró que todos los intentos de los yihadistas de romper el cerco en Alepo han fracasado. "Los terroristas han sufrido muchas bajas y perdido gran cantidad de armamento. No tienen ninguna posibilidad de huir de la ciudad”, subrayó Guerásimov.

Ofensiva fallida

La medida, aprobada por Damasco, regirá entre las 09.00 y las 19.00 hora local (05.00 y 15.00 GMT) y es un nuevo intento por permitir a los combatientes rebeldes abandonar las zonas de Alepo que siguen bajo su control y son asediadas por las fuerzas armadas sirias y sus aliados. El pasado viernes, las fuerzas rebeldes lanzaron una dura ofensiva para romper el cerco que imponen las fuerzas del régimen sobre la ciudad, pero fallaron en sus intentos.    

Más de 300 mil personas han muerto en Siria desde que, en marzo de 2011, comenzó la guerra civil que busca derrocar al presidente Bashar al Assad. Desde septiembre de 2015, Rusia entró de lleno en los combates por medio de ataques aéreos cuyo fin es debilitar a las fuerzas insurgentes y beneficiar a las tropas del régimen, que desde entonces han tomado la iniciativa en numerosos frentes.

DZC (EFE, Reuters, AP, AFP)

DW recomienda