1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Rousseff: “Estado de excepción en Brasil”

La destituida mandataria dijo sentirse asustada por el proceso que vive el país “después del golpe”, como califica a la acción que la destituyó del poder.

A través de un comunicado, la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró que su país vive un "estado de excepción” y condenó una acción policial realizada el viernes 4 de noviembre en una escuela del Movimiento Sin Tierra (MST). A juicio de la exjefa de Estado, destituida de su cargo en un polémico proceso el pasado 31 de agosto, "no es aceptable que se criminalice al MST”.

Se refiere a una operación que la Policía realizó en una escuela gestionada por el MST en el estado de Sao Paulo, a la que ingresó en forma violenta con la intención de capturar a dos miembros de esa organización campesina acusados de varios delitos. "La invasión de la Escuela Nacional Florestan Fernandes, ligada al MST, es un precedente grave”, sostuvo Rousseff, quien apuntó que "no hay por qué admitir acciones policiales represivas con tiros y amenazas letales en una escuela”.

Por ello, la exmandataria instó a los brasileños a "combatir la adopción de claras medidas de excepción”, que "son una amenaza a la democracia y avergüenzan al país”. Asimismo, aseguró que "asusta el retroceso que vive Brasil después del golpe”, como califica desde hace meses el juicio político que causó su destitución por unas supuestas irregularidades fiscales y llevó al poder a su entonces vicepresidente, Michel Temer.

Frente de izquierda

Las declaraciones de Rousseff se conocen el mismo día en que su mentor político, el también expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, hizo un llamado a crear un frente de izquierda en Brasil. Las declaraciones las dio en un acto en solidaridad con el MST, donde denunció que Temer intenta "destruir lo que construimos”. "Tenemos que preocuparnos más por la criminalización de los movimientos sociales”, agregó que el líder sindicalista.

En otra actividad realizada este sábado, Rousseff fue recibida en Uruguay por el presidente Tabaré Vázquez y fue declarada "visita ilustre” en Montevideo. "El presidente Tabaré Vázquez y Dilma Rousseff mantienen una amistad de larga data. En ocasión de la visita de Rousseff a nuestro país, fue recibida este sábado en la Oficina Presidencial”, informó escuetamente la presidencia. Rousseff había sido invitada a participar en varios actos políticos en la capital uruguaya.

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda