1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Rousseff acepta renuncia de la presidenta de Petrobras

Maria das Graças Foster estaba en el ojo del huracán por los escándalos de corrupción. Acciones de la compañía se dispararon en la bolsa.

Una jornada llena de rumores se vivió este martes (03.02.2015) en Brasil. El diario Folha de Sao Paulo había adelantado que la jefa de Estado Dilma Rousseff había tomado la decisión de reemplazar a la presidenta ejecutiva de Petrobras, Maria das Graças Foster, una consecuencia más del escándalo de corrupción que afecta a la gigantesca petrolera brasileña. Más tarde, la mandataria se reunió con la funcionaria.

Mientras esto sucedía, la bolsa ya reaccionaba a los rumores y las acciones preferentes de Petrobras se dispararon un 15,47 por ciento, a 10 reales, su mayor ganancia en 16 años. Este avance empujó a la bolsa de Sao Paulo, que ganó un 2,76 por ciento en el día. Los inversores esperan que un nuevo liderazgo ayude a restaurar la credibilidad de la empresa, sacudida por un gigantesco escándalo de corrupción.

Solo horas más tarde se confirmaría: Rousseff había aceptado la renuncia de Foster. De acuerdo a Folha, la jefa de Estado consideraba “insostenible” la situación de la presidenta ejecutiva de la empresa, luego de que ésta admitiera la semana pasada que cálculos internos de Petrobras cifraban en unos 32.800 millones de dólares el monto de las pérdidas de la petrolera dejadas por la corrupción y los errores administrativos.

Sigue investigación

Para colmo, esta cifra no fue incluida en el balance del tercer trimestre de 2014 divulgado la semana pasada por la empresa, pero pese a ello fue dado a conocer por la presidenta de la empresa, lo que, según la prensa brasileña, fue considerado como “inapropiado” por Rousseff. “El nombre del sustituto de Graças (Foster) está en estudio por el gobierno”, aseguraba la prensa. Éste sería nombrado en el curso de este mes.

El escándalo de corrupción en Petrobras está actualmente en investigación por la Justicia y por el Ministerio Público, que prometió dar a conocer en las próximas semanas los nombres de los políticos que habrían recibido fondos originados en los desvíos de recursos de la más importante empresa de Brasil. Foster, que estaba al frente de la empresa desde 2010 y trabaja en ella desde los setenta, ha reiterado que nunca hizo “nada malo”.

DZC (dpa, Reuters)