1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

Rostros que divierten a Alemania

Sobre el humor no hay consenso. Mientras la nueva apariencia física de Diego Maradona ameniza a Alemania, el país discute como algo grave la divertida celebración de un gol con los disfraces de Batman y Robin.

La más reciente cirugía de Diego Maradona ha sido tematizada en los medios de comunicación alemanes con cierta mofa. Al mismo tiempo la celebración de un gol poniéndose la mascara de Batman y Robin divide las opiniones sobre el comportamiento apropiado de los futbolistas. En Alemania el humor tiene muchas caras, al igual que la pretendida seriedad de carácter ejemplar.

“Mamadona”

“Aretes y labios inyectados. Diego se ve como MAMAdona” escribió el diario Bild acerca del aspecto de la superestrella histórica del fútbol argentino en su más reciente aparición pública para el programa de televisión La Zurda. La publicación alemana dio también cabida a las versiones de que Maradona se mandó a extraer la grasa abdominal, se hizo operar la papada, los pómulos, los parpados, y también aumentó el volumen de sus labios.

Un lector del artículo comentó “Maradona: mano de Dios, labios de diosa”, y otro destacó el parecido del exfutbolista con “Sylvester Stallone y Mickey Rourke”, dos famosos actores de Hollywood que se sometieron a cirugías que difícilmente pueden calificarse “de belleza”.

En Alemania otros periódicos abordaron también el tema. “Los titulares deportivos en torno a Maradona son cosa del pasado, ahora él llama la atención con escándalos y cambios de apariencia. Unas veces gordo, y otras flaco al lado de su pareja 30 años menor que él”, escribió Die Welt, y uno de sus lectores agregó: “para darle tanto talento futbolístico obviamente a Dios le tocó ahorrar en otros aspectos...”.

Por su parte el magacín del portal de Internet Web.de apuntó en su nota: “Diego Maradona es, y seguirá siendo, un excéntrico. Ahora ha descubierto las operaciones estéticas, pero la verdad, los labios inyectados no le favorecen”. Entretanto, el diario económico y financiero más popular de Alemania, el Handelsblatt, fue mucho menos benévolo y sobre la nueva fisonomía del ídolo deportivo argentino tituló: “Maradona hace el ridículo en la televisión”.

Superhéroes censurados

No a todos les pareció divertido que Pierre Aubameyang y Marco Reus celebraran como Batman Robin.

No a todos les pareció divertido que Pierre Aubameyang y Marco Reus celebraran como Batman Robin.

Mientras el rostro de Maradona se aborda en Alemania como un tema divertido, la aparición de dos caretas se trata de manera circunspecta pese a ser parte de una coreografía que pretendía provocar sonrisas. La alegría de celebrar un gol enfundándose las mascaras de dos populares superhéroes se convirtió en un asunto serio para la Bundesliga.

Los círculos especializados han mudado su mirada de la alegría y el esparcimiento que se escondió detrás del gesto para debatir qué tan irresponsables fueron los jugadores del Dortmund Pierre Aubameyang y Marco Reus al celebrar el primer gol que anotaron para su equipo en el Clásico de la Cuenca del Ruhr contra el Schalke disfrazándose -respectivamente- de Batman y Robin.

Vía Twitter Tobias Holtkamp, redactor en jefe del portal Transfermarkt, calificó la acción de “tontería”, y su colega del Bild, Jörg Althoff, habló de una “niñada”. Su posición fue reforzada por el crítico argumento de Stefan Reuter, directivo del Augsburgo y exjugador del Dortmund, sobre los efectos negativos del júbilo de Reus y Aubameyang, quien vio la tarjeta amarilla.

“Cuando lleguen los partidos importantes, y por culpa de esas tarjetas amarillas al jugador le toque quedarse por fuera, entonces las cosas se verán de forma diferente. Obviamente que a las directivas las enfurece que un jugador haga algo así, porque él sabe de antemano que lo van a amonestar”, explicó Reuter en el canal de televisión Sport1. El entrenador del Dortmund, Jürgen Klopp, comparte esa posición, y aunque aseguró entender la alegría de sus jugadores, recalcó refiriéndose a la tarjeta: “no, no me gusta ver lo que hicieron. Cinco veces y los pierdo cuando los necesite”.

Para Pierre Aubameyang, quien ya en una ocasión había celebrado el gol de la victoria 2-0 sobre el Bayern en la Supercopa poniéndose una mascara del Hombre Araña, el asunto no es tan grave. “Yo recibo pocas tarjetas amarillas en la temporada”, sostuvo en su defensa el futbolista africano, quien no contaba con que su diversión desataría tal polémica.

DW recomienda