Rohani: ″no somos una amenaza para el mundo″ | El Mundo | DW | 24.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rohani: "no somos una amenaza para el mundo"

El presidente de Irán, Hasan Rohani, calificó a su país como “ancla de estabilidad en una región inestable”, y dijo que la llamada “amenaza iraní”, en referencia al programa nuclear iraní, es “imaginaria”.

Durante su intervención en la 68. Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, el presidente de Irán, Hasan Rohani, insistió en que el programa nuclear de su país tiene carácter pacífico. Calificó a Irán como “ancla de estabilidad en una región inestable” y propuso crear las condiciones marco para resolver diferencias con Estados Unidos.

"Las armas nucleares no tienen lugar alguno en la doctrina de defensa y seguridad de Irán y contradicen nuestras convicciones fundamentales, religiosas y éticas", sostuvo Rohani en su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU.

"El programa nuclear de Irán (...) debe tener exclusivamente fines pacíficos. Quisiera declarar aquí de manera abierta y sin ambigüedades, éste ha sido siempre y será el obejtivo de Irán", aseveró.

Al mismo tiempo, Rohani condenó las sanciones internacionales contra su país, las cuales calificó como “violentas” porque, dijo,”tienen un impacto negativo que no se limita a quienes van dirigidas”. Rohani también fustigó el uso de aviones no tripulados en contra de “inocentes”. El uso de estos vehículos en aras de la lucha contra el terrorismo "debe ser condenado", subrayó.

El mandatario aseguró haber seguido con atención el discurso que horas antes había pronunciado su homólogo estadounidense, Barack Obama, y pidió “una voz que hable de manera consistente” en representación de Washington en lo que respecta al programa nuclear de Irán.

Rohani dijo que Irán “no representa peligro alguno”, y que no hay lugar en la política iraní de seguridad para el uso de armas nucleares.

La situación en Siria fue calificada por el presidente de Irán como "una catástrofe humanitaria. Para resolverla no hay solución militar posible", indicó.

La delegación de Israel abandonó el pleno de la Asamblea General antes de la alocución de Rohani.

EL(dpa, Reuters, AP)

DW recomienda