Riad: ley estadounidense atiza tensiones | El Mundo | DW | 30.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Riad: ley estadounidense atiza tensiones

Riad criticó duramente la entrada en vigor de una ley que le permitiría a los ciudadanos estadounidenses demandar a Arabia Saudita por el rol que ese Estado supuestamente jugó en los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Aunque el mandatario estadounidense, Barack Obama, se pronunció en contra del “Justice Against Sponsors of Terrorism Act (JASTA)” (Ley de Justicia contra Promotores del Terrorismo), la Cámara de Representantes y el Senado anularon el veto presidencial este miércoles (28.9.2016) y aprobaron la entrada en vigor de esa moción, que en teoría le permite a los ciudadanos del país norteamericano demandar a Arabia Saudita por el rol que ese Estado supuestamente jugó en los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Las reacciones de Riad no se han hecho esperar: este viernes (30.9.2016), el Ministerio saudí de Asuntos Exteriores señaló en un comunicado que la promulgación de esta normativa “es una fuente de gran preocupación para los países que están en contra de debilitar la inmunidad soberana”, acotando que  la medida “influye negativamente sobre todos los países, incluido Estados Unidos”. Desde Riad se subrayó que Gobiernos y expertos en seguridad nacional estadounidense se han opuesto a este reglamento.

La cartera encargada de los vínculos exteriores de Arabia Saudita expresó su esperanza de que “el Congreso estadounidense tome los pasos necesarios para evitar las graves consecuencias que pueden resultar de esta ley”. Una mayoría de legisladores, tanto demócratas como republicanos, consideran que hay pruebas suficientes de que altos funcionarios saudíes estuvieron implicados en la red de financiación de los atentados del 11 de septiembre de 2001, en los que murieron cerca de 3.000 personas.

Los congresistas alegan que esas evidencias le dan derecho a as víctimas a entablar demandas colectivas contra Riad. Frente a ello, la Casa Blanca argumenta que esta legislación pone en peligro las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudí, y sienta un peligroso precedente porque, con la excusa de la reciprocidad, podría invitar a otras naciones a demandar en cortes extranjeras a diplomáticos y militares estadounidenses. El Gobierno saudí niega tener lazos con los responsables de los ataques.

ERC ( EFE / AFP )

DW recomienda