1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Reprimen protestas contra el Canal de Nicaragua

Cincuenta civiles resultaron heridos durante la violenta represión de una protesta contra la construcción del Canal de Nicaragua. Las autoridades no han confirmado la muerte de cuatro personas en los enfrentamientos.

Nemesio Mejía, un dirigente del Consejo de Defensa de la Tierra y la Soberanía, un grupo de activistas que protesta contra la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua, asegura que medio centenar de personas fueron heridas durante los tumultos que tuvieron lugar este miércoles (24.12.2014) en El Tule, provincia de Río San Juan, cerca de algunos terrenos que están por ser expropiados para abrirle paso al canal en cuestión.

También el dirigente opositor Eduardo Montealegre dijo que varios civiles habían resultado heridos durante el enfrentamiento entre policías y militares, por un lado, y campesinos, por otro. Las fuerzas de seguridad nicaragüenses, que intentaban dispersar a quienes bloqueaban un tramo de carretera en el sur del país, no han emitido información alguna sobre lo acontecido. Según Mejía, al menos cuatro activistas fueron detenidos este 24 de diciembre.

Un día antes, Ana Margarita Vijil, presidenta del opositor Movimiento Renovador Sandinista, y Víctor Hugo Tinoco, diputado del mismo partido, fueron retenidos por la policía en la zona de Nueva Guinea y El Tule, respectivamente, tras asistir a protestas campesinas. Andrea Del Carmen, portavoz del MRS, informó este martes (23.12.2014) que agentes policiales habían realizado una “captura masiva” de personas que protestaban contra el canal en la sureña provincia de Rivas, incluyendo al líder comunitario Octavio Ortega.

El presidente Daniel Ortega y el empresario chino Wang Jing, del consorcio Hong Kong Nicaragua Canal Development Investment (HKND), anunciaron el pasado lunes (22.12.2014) el inicio oficial de las obras de construcción del canal en el sur del país, que tendrá un costo de 50.000 millones de dólares.

ERC ( dpa / AFP )