1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Renuncia secretario general de la presidencia de Guatemala

Gustavo Martínez, yerno del presidente Otto Pérez, dejó su cargo diciendo que buscaba no causar más desgaste al gobierno.

Suman y siguen los problemas para el gobierno del presidente Otto Pérez en Guatemala. Este martes (02.06.2015) dejó su cargo Gustavo Martínez, yerno del mandatario y quien fungía como secretario general de la Presidencia. El exfuncionario aparece mencionado en varias publicaciones de medios locales vinculado a supuestos casos de corrupción, y con su salida marca otro capítulo en un mes del terror para Otto Pérez (en la foto), que ha visto partir a varios de sus más estrechos colaboradores.

Martínez argumentó que dejaba la secretaría para no causar más desgaste al gobierno por las acusaciones “falsas” que se han lanzado en su contra, entre ellas la denuncia por la adquisición de inmuebles, enriquecimiento ilícito y cancelación de la visa para viajar a Estados Unidos. “Mi renuncia oxigena al gobierno, al presidente”, dijo. Por si fuera poco, este martes también renunció la viceministra de Desarrollo Sostenible, Ivanova Ancheyta, quien adujo razones personales.

Las protestas contra Pérez arrecian en Guatemala.

Las protestas contra Pérez arrecian en Guatemala.

Fuentes políticas ubican a Martínez dentro del segundo círculo de confianza de Pérez, junto a otro alto funcionario que dimitió en días recientes, en el marco de una crisis institucional que estalló el 16 de abril, el ex ministro de Gobernación (Interior), Mauricio López. En el primer círculo aparecía la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien renunció a principios de mayo presionada por masivas manifestaciones que exigían su dimisión a causa de escándalos de corrupción.

Protestas masivas

Otro hombre de confianza de Pérez, su exsecretario privado, a quien nombró presidente de la Junta Directiva del Seguro Social, Juan de Dios Rodríguez, fue capturado el 20 de mayo y días después un juez lo envió a prisión sindicado de fraude por el otorgamiento de un contrato millonario a una empresa sin capacidad para prestar los servicios que ofrecía. También fueron detenidos el presidente del Banco Central, Julio Roberto Suárez y el jefe de la autoridad tributaria, entre otros funcionarios.

El 16 de abril, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), ente que dirige el colombiano Iván Velásquez y cuenta con el auspicio de Naciones Unidas, desarticuló una estructura criminal dedicada a la defraudación tributaria, la cual era dirigida por el secretario privado de Baldetti, Juan Carlos Monzón, quien permanece prófugo. La situación política ha llevado a que agencias como Moody's señalen que la “crisis política podría convertirse en una crisis de gobernabilidad”.

Todos estos hechos han generado en la población una fuerte reacción de rechazo contra las autoridades y también exigen la renuncia de Pérez, quien ha afirmado que se mantendrá en el cargo hasta el final de su mandato, el 14 de enero de 2016. En un intento por recuperar el favor de la ciudadanía, el jefe de Estado realizó ajustes ministeriales, sin resultados visibles hasta el momento. La crisis se produce a tres meses de los comicios generales previstos para el 6 de septiembre.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda