1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Renuncia el presidente italiano, Giorgio Napolitano

El presidente italiano, Giorgio Napolitano, renunció hoy por motivos de edad. El presidente del Senado, Pietro Grasso, asumirá el cargo hasta la elección de un nuevo jefe de Estado.

El presidente italiano, Giorgio Napolitano, renunció este miércoles (14.1.2015), según anunció el palacio presidencial en Roma.

Conforme a lo esperado, el presidente de 89 años firmó hoy su renuncia tras casi nueve años en el poder, informó el palacio del Quirinal. Hasta la elección del nuevo jefe de Estado, el presidente del Senado, Pietro Grasso, asumirá las funciones.

En su discurso de Año Nuevo, Napolitano había anunciado su intención de dejar el cargo por motivos de edad.

El primer ministro, Matteo Renzi, debe ahora presentar candidatos capaces de recabar una mayoría de apoyos para que el país, golpeado por la crisis, no caiga en un caos similar al de las elecciones presidenciales de 2013.

Los presidentes italianos tienen una función representativa, pero pueden disolver el Parlamento y convocar elecciones anticipadas, median negociaciones para formar gobiernos y pueden nominar al primer ministro. También pueden vetar leyes si las consideran inconstitucionales. En circunstancias excepcionales pueden condonar o reducir las sentencias de condenados por la Justicia.

“Rey Giorgio”

Napolitano ocupaba la presidencia desde mayo de 2006. El "rey Giorgio" lideró el país durante cuatro cambios turbulentos de gobierno en Roma, dos elecciones generales y una crisis financiera en 2011, que estuvo a punto de llevar a la bancarrota a la tercera economía de Europa.

Estando en el poder, Napolitano proporcionó estabilidad y jugó un papel decisivo en la formación de varios gobiernos. Durante un reciente discurso, Napolitano describió estos años como "largos y tormentosos."

Napolitano fue descrito como "el comunista que salvó a Italia" en una biografía publicada en 2013, después de que en mayo de 2006 se convirtiera en el primer ex comunista en ocupar el máximo cargo de la República.

En realidad el presidente italiano quiso dejar el poder en abril de 2013, pero tras el fracaso de la elección de su sucesor, fue convencido para continuar en el cargo. Renzi advirtió que no quiere que vuelva a producirse una situación caótica como entonces.

SZ (dpa)