1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Reino Unido prolonga vuelos reconocimiento en Siria e Irak

Hasta 2016 se extenderá la vigilancia sobre el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, anunció el ministro británico de Defensa, Michael Fallon. El Parlamento británico solo ha aprobado operaciones en Irak.

Michael Fallon: La lucha contra el EI es nuestra prioridad operativa y el Reino Unido está desempeñando una labor vital,

Michael Fallon: "La lucha contra el EI es nuestra prioridad operativa y el Reino Unido está desempeñando una labor vital",

DW recomienda

En una declaración, Fallon señaló que el avión de espionaje Sentinel, de la Real Fuerza Aérea británica (RAF), continuará en la zona hasta el 2016 como parte del compromiso en materia de "inteligencia, vigilancia y reconocimiento" que tiene el Reino Unido con la coalición encabezada por EE. UU. en su lucha contra el EI.

No obstante, por motivos de seguridad, Reino Unido no especificará la fecha exacta del fin de los vuelos de reconocimiento de la aviación británica en Siria e Irak, dijo una portavoz del Ministerio.

Esta decisión fue tomada un año después de que la Cámara de los Comunes del Parlamento diera luz verde a los ataques aéreos británicos contra blancos del EI en Irak. Desde entonces la aviación británica ha perpetrado más de 300 ataques. Y el ministerio de Defensa británico asegura que las fuerzas iraquíes, ayudadas por la coalición, han conseguido recuperar el 25 por ciento del territorio que había ocupado el EI.

"Labor vital" en Irak, sin visto bueno en Siria

"La lucha contra el EI es nuestra prioridad operativa y el Reino Unido está desempeñando una labor vital", indicó Fallon: "En 2014, el EI disfrutó de una casi total libertad de movimiento en gran parte de Irak, pero nosotros hemos ayudado a detener el avance yihadista, recuperando una cuarta parte del territorio retenido por el EI", agregó el ministro.

El visto bueno parlamentario de hace un año no incluyó bombardeos sobre territorio sirio. Sin embargo, el primer ministro británico, David Cameron, ya expresó que estudia la posibilidad de pedir al Parlamento su aprobación para ampliar los ataques aéreos contra el EI en Siria. Eso sí, ha dejado claro que solicitará el permiso si hay suficiente consenso entre los partidos.

Como sea, en julio se supo que soldados británicos habían participado en operaciones del Ejército estadounidense en Siria y que Londres había matado con un avión no tripulado a dos combatientes británicos del Estado Islámico en Al Raqqa, algo que justificó como un "acto de autodefensa", alegando que los islamistas planeaban después ataques de vuelta en su país.

RML (dpa, efe)