1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Reino Unido busca blindarse ante la avalancha migratoria

"Más deportaciones", anunció Cameron. Es su reacción ante los intentos de cientos de personas varadas en la ciudad francesa de Calais por colarse en el Eurotúnel bajo el Canal de la Mancha para llegar a Reino Unido.

El primer ministro británico, David Cameron, prometió hoy (30.07.2015) que deportará a más migrantes que entren en el país en forma ilegal. Las autoridades británicas actuarán con mayor dureza "para que la gente sepa que no es un puerto seguro" para ellos, dijo Cameron desde Vietnam. Además, Londres aprobará de inmediato leyes que dificultarán la permanencia en el país, pero anunció que “deben tomarse aún más medidas”.

Reino Unido y otras naciones europeas enfrentan una "muchedumbre que llega a través del Mediterráneo buscando una vida mejor", dijo Cameron. "Pero tenemos que proteger nuestras fronteras trabajando codo con codo con nuestros vecinos, los franceses, y eso es exactamente lo que estamos haciendo", señaló.

En la madrugada del jueves, un grupo de inmigrantes volvió a intentar entrar en el túnel que une Francia con Reino Unido desde el lado francés, donde la víspera murió un inmigrante atropellado por un camión. Según medios franceses, intentaron huir de las fuerzas de seguridad y bloquearon durante una hora una salida de vehículos, obligando a los usuarios a tomar otro camino.

En campamentos improvisados

Los inmigrantes intentan subirse a los camiones que esperan o directamente a los trenes que pasan por el túnel. Para controlar la situación, Francia ha enviado a Calais 120 efectivos de la policía adicionales, en tanto la ministra británica del Interior, Theresa May, anunció que pondrá a disposición unos 9,9 millones de euros para aumentar la seguridad en la entrada francesa del túnel. Según datos de la gestora del transporte Eurotunnel, este año se han contabilizado 37.000 intentos de cruzar la frontera, en los que han muerto nueve personas en las últimas semanas. En la ciudad francesa los inmigrantes se han asentado en campamentos provisionales. La mayoría de refugiados procede de regiones en conflicto como Oriente Medio o el norte y este de África.

La semana pasada, Eurotunnel exigió a Francia y Reino Unido un pago adicional millonario por daños en vallas. Se estima que entre tres mil y cinco mil personas esperan en Calais una oportunidad para lograr entrar en Reino Unido, donde esperan mejores oportunidades de lograr asilo y mejores condiciones de vida que en Francia. Muchos de ellos tienen parientes o conocidos en el Reino Unido y hablan inglés. Cameron dijo que se comunica a diario con el presidente galo, François Hollande, y consideró crucial tener controles fronterizos en el lado francés del canal. "Será útil que podamos ayudar a construir esa valla, a invertir en seguridad, a cooperar con los franceses".

MS (dpa/efe)