Refugiados sirios: ¿más controles de seguridad? | Alemania – Política | DW | 11.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania – Política

Refugiados sirios: ¿más controles de seguridad?

Tras la detención de un hombre sirio acusado de planear un ataque con bomba, varios políticos alemanes exigen más poder para las fuerzas de seguridad en el proceso de asilo.

En el pasado, la solicitud de asilo para los sirios en Alemania se asemejaba a jugar a la lotería. Mientras que para algunos, la entrevista suponía una "sesión maratoniana" extenuante, como dijo un sirio a DW, otros compatriotas solo tenían que rellenar un cuestionario para explicar su motivo de huida hacia Alemania.

Take Bakri, un estudiante sirio en Leipzig, solo tuvo que rellenar una solicitud y enviarla a la oficina provincial de migración en 2015. Era fácil, comentó a DW. "Entiendo por qué lo hacían así. Era mucho más rápido que una entrevista personal”, añadió. En ese mismo año, las autoridades germanas se vieron confrontadas y, con frecuencia, abrumadas por el récord de flujo migratorio. Muchos migrantes carecían de documentos personales. Por eso, flaqueó la decisión de realizar entrevistas obligatorias para sirios, iraquíes y eritreos a favor de la solicitud escrita.

La Policía germana peinó las ciudades alemanas del este en busca del presunto terrorista sirio.

La Policía germana "peinó" las ciudades alemanas del este en busca del presunto terrorista sirio.

Más poder para las fuerzas de seguridad

Sin embargo, afloraron las acusaciones de que los marroquíes y norafricanos se registraban como sirios y, cuando aumentó el problema de la seguridad, las autoridades volvieron a introducir las entrevistas, gestionadas por la BAMF, la Oficina Federal para la  Migración y los Refugiados.

El proceso de asilo conlleva, según la BAMF, controles de seguridad. Los asistentes sociales toman las huellas dactilares, las fotos de los solicitantes y las introducen en la base de datos de la Policía Federal. También se verifican los documentos de identidad. Pero después de que un equipo especial de fuerzas de seguridad hiciera una redada el pasado fin de semana, tras un soplo por parte de los servicios de seguridad de que Jaber Albakr, un sirio de 22 años de edad que obtuvo el asilo el pasado año, estaba planeando un ataque inminente con bomba en Alemania, varios políticos exigen controles de seguridad más estrictos. El sospechoso fue al final retenido y entregado a la Policía por unos compatriotas sirios en Alemania.

Mientras tanto, las autoridades germanas confirman la relación entre el detenido y el Estado Islámico (EI), aunque seguramente surgirán más detalles sobre el tipo de relación y las posibles redes del EI en Alemania. Tras el arresto de Albakr, el diputado de la Unión Cristianosocial (CSU), Hans-Peter Uhl, no solo exige más poder para los servicios de seguridad con respecto a los refugiados, sino además el acceso ilimitado a la base de datos de los solicitantes de asilo de la BAMF. Este partido estuvo durante mucho tiempo en contra de la decisión de Angela Merkel de abrir las fronteras a los refugiados varados a lo largo de la ruta de los Balcanes en 2015.

La oposición rechaza el acceso ilimitado

Sin embargo, el partido socialdemócrata (SPD) y la oposición rechazaron con rapidez dichas exigencias. Irena Mihalic, de Los Verdes, criticó esta idea calificándola como "loca”, señalando que podría polarizar aún más a la ya de por sí dividida sociedad alemana. Por su parte, Ulla Jelpke, de La Izquierda, concluyó que las exigencias estaban "fuera de lugar”, ya que la BAMF coopera con las fuerzas de seguridad, compartiendo información en casos sospechosos.

Otro problema es más estructural. No hay una base de datos exhaustiva en Europa de atacantes radicalizados en potencia. Es lo que el ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, denominó como "problemático”. Y los oficiales coinciden en que la ortografía de los nombres árabes no es la misma en todos los países, lo que dificulta el intercambio de información.

El estudiante sirio Bakri está convencido de que la tarea comienza tras finalizar el periodo de asilo: mezquitas, fuerzas de seguridad y , muy importante también, es la comunidad siria, que debería colaborar en conjunto para ubicar a los radicales, como Jaber Albakr, que puedan estar planeando un ataque terrorista. El joven dijo que "la gran mayoría de los sirios huyeron debido a los terroristas. Harían todo lo que fuese posible para prevenir que suceda algo similar en Alemania”.

 

DW recomienda