1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Refuerzan seguridad en toda Europa por temor a atentados

La posibilidad de que se produzcan ataques terroristas en las celebraciones de Año Nuevo ha llevado a las autoridades a incrementar presencia policial.

Ver el video 01:52

Europa se blinda para celebrar año nuevo

Distintas capitales de Europa festejarán el Año Nuevo sumidas en una suerte de alerta solapada ante la eventualidad de que se produzcan atentados terroristas. En Berlín, por ejemplo, las autoridades decidieron reforzar las medidas de seguridad a lo largo de los dos kilómetros que unen la Columna de la Victoria con la Puerta de Brandeburgo, donde la noche del 31 de diciembre se espera que más de un millón de personas den la bienvenida al 2016.

El responsable del Interior de la ciudad-estado de Berlín, Frank Henkel, subrayó este miércoles (30.12.2015) que el concepto de seguridad ha sido revisado tras los atentados de París y que “naturalmente, se llevaron a cabo algunos ajustes”. La autoridad reconoció que “desplegaremos más policías que en años anteriores, también para evitar que haya gente que salte las vallas o introduzca objetos prohibidos”, indicó. La prensa local asegura que en total habrá 900 policías en servicio, 150 más que el año pasado.

“Europa se encuentra de forma invariable en una situación elevada y abstracta de amenaza que hay que tomar en serio. Pero no hay indicios de una amenaza concreta o mayor”, agregó Henkel. Esta sensación de temor se incrementó tras la detención en Bélgica de dos sospechosos de terrorismo. Recién la noche de este miércoles, el alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, decidirá si finalmente se realizará en la capital belga el show pirotécnico previsto para el Año Nuevo.

Plaza Roja, cerrada

Por su parte, unos 500 policías vigilarán los tradicionales puntos en los que se celebra la Nochevieja en el centro de Viena y se ha pedido a los ciudadanos que acudan a los festejos sin mochilas o bolsos de gran tamaño, tras la alerta recibida por varias capitales sobre un posible atentado. Las autoridades han decidido mantener los tradicionales festejos, que empiezan a media tarde en numerosos puestos callejeros y que atraen a cientos de miles de turistas a la capital austríaca.

En Moscú, en tanto, el responsable de la seguridad de la capital rusa, Alexei Mayorov, informó que la Plaza Roja permanecerá cerrada al público, por lo que la típica celebración de Año Nuevo en ese ícono de la ciudad no será posible esta vez. De acuerdo con la versión oficial, esto se deberá a que se rodará un programa de televisión en la plaza. Rusia está en un alto nivel de alerta por el temor a un ataque terrorista como el ocurrido en noviembre en París, debido a su intervención militar en Siria.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda

Audios y videos sobre el tema