1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Referendo constitucional en Armenia

Los armenios van a las urnas este 6 de diciembre para votar a favor o en contra de reformas constitucionales que, según sus defensores, contribuirán a fortalecer la institucionalidad democrática en ese país euroasiático.

Muchos armenios están en contra de la reforma constitucional defendida por el presidente Sargsyan.

Muchos armenios están en contra de la reforma constitucional defendida por el presidente Sargsyan.

Este domingo (6.12.2015), una reforma de la Carta Magna está siendo sometida a votación en Armenia. Los adversarios de la enmienda advierten que la misma propiciará una transferencia de poder ejecutivo poco beneficiosa; no son pocos los que temen que prerrogativas importantes en manos de la presidencia pasen a las del Parlamento. Activistas y políticos opositores protestan en las calles desde hace meses contra la medida.

Esta semana, el presidente de Armenia, Serzh Sargsyan, defendió las enmiendas propuestas para la Constitución, describiéndolas como cambios que evitarán la inminente “estagnación política” en el país. “Las reformas harán más efectiva la cooperación entre las distintas ramas del Gobierno y facilitarán tanto el desarrollo económico nacional como la protección de los derechos humanos”, aseguró Sargsyan.

El presidente de Armenia, Serzh Sargsyan.

El presidente de Armenia, Serzh Sargsyan.

Esta moción ha sido aplaudida por la Comisión de Venecia, una entidad integrada por expertos independientes en derecho constitucional que asesora al Consejo de Europa, que no debe ser confundido con el Consejo Europeo. El Consejo de Europa es una organización internacional que promueve la cooperación entre los países europeos mediante la articulación de un espacio político y jurídico común en el Viejo Continente.

Según voceros del Consejo de Europa, la reforma es “otra paso adelante en la transición de Armenia hacia la democracia”. Raffi Hovannisian, un político opositor, rompió su boleta de votación en un acto simbólico de rechazo al proyecto. “Este sistema es inaceptable; él gira en torno a una persona y un partido que sólo buscan fortalecer sus posiciones con este referendo”, declaró Hovannisian ante la prensa local.

Multitudes de hasta 5.000 personas –una cantidad nada despreciable en un país que sólo tiene tres millones de habitantes– han salido a manifestar en las calles de la capital armenia, Ereván. Los partidos opositores sostienen que los cambios propuestos le permitirían a Sargsyan mandar indefinidamente. Sargsyan llegó al poder en 2008 en medio de protestas sangrientas que culminaron con varios muertos.

“Si se adoptan las enmiendas se perpetuará el mandato de Sargsyan y de su Partido Republicano”, comentó Aram Manukyan, un parlamentario del partido opositor Congreso Nacional Armenio. En el pasado, Sargsyan, de 61 años, insistió en que no optaría a la reelección después de su segundo y último mandato. Pero en tiempos recientes, el presidente se ha abstenido de repetir esas promesas.

ERC ( Reuters / AFP )