1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Recrudecen combates entre fuerzas armenias y azerbaiyanas

Pese al anuncio de una tregua unilateral por parte de Azerbaiyán, los enfrentamientos han continuado, con numerosas bajas en ambos bandos.

La tregua unilateral anunciada por Azerbaiyán no duró ni 24 horas antes de ser violada. Así reconocieron tanto azerbaiyanos como armenios, quienes reportaron este lunes (04.04.2016) nuevos enfrentamientos en Nagorno Karabaj, lo que ha encendido las alarmas a nivel internacional sobre el real alcance del conflicto, que ya tuvo su peor escenario hace 25 años, cuando una guerra enfrentó a ambos países, dejando más de 25.000 muertos.

“En las últimas horas, como resultado de las acciones de respuesta del Ejército azerbaiyano fueron eliminados hasta 170 soldados y destruidos doce blindados del enemigo", informó el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán en un comunicado. Según la fuente oficial, las tropas armenias y de armenios karabajíes cayeron presas del pánico y abandonaron sus armas y pertrechos al verse superadas por las unidades azerbaiyanas.

Mientras, el Ejército azerbaiyano habría sufrido numerosas bajas al intentar romper las líneas karabajíes, cuyas milicias habrían destruido cinco tanques T-90, con lo que ascenderían a 25 los abatidos desde el estallido el sábado de las acciones militares. La autoproclamada república de Nagorno Karabaj, que tiene menos de 200.000 habitantes, en su gran mayoría armenios, acusa a Azerbaiyán de incumplir su propio anuncio unilateral de cese del fuego.

“Guerra a gran escala”

Más allá de esta guerra de propaganda, donde suelen inflarse los datos de bajas y material destruido, hasta ahora Azerbaiyán reconoce 15 muertos en sus filas, mientras que Armenia cifra en 18 el saldo mortal de sus fuerzas. En cuanto a los civiles, Azerbaiyán enterró el domingo a dos jóvenes, mientras las autoridades karabajíes informaron este lunes de cuatro muertos.

El presidente armenio, Serge Sargsian, propuso el cese de las hostilidades a cambio de que los bandos regresen a sus posiciones iniciales. “Armenia y Nagorno Karabaj abogan por el cese de las acciones militares y el restablecimiento del alto el fuego de 1994 y también el retorno de todas las unidades militares a las posiciones que ocupaban antes del 1 de abril de 2016”, dijo Sargsian, para evitar “una mayor escalada de las acciones militares” que podría derivar en una “guerra a gran escala”. Asimismo, Sargsian amenazó con reconocer la independencia de Nagorno Karabaj si continúan los enfrentamientos.

El actual conflicto estalló cuando la entonces región autónoma azerbaiyana de Nagorno Karabaj, de población mayoritariamente armenia, pidió en 1988 su incorporación en la República Soviética de Armenia, lo que desembocó en repentinos brotes de violencia étnica. Azerbaiyán acusa a Armenia de haber ocupado la región desde la guerra que libraron a principios de los 90. La región se independizó entonces del gobierno de Bakú. En 1994 se llegó a un alto el fuego, que cada tanto se infringe.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda