Rechazan condiciones de las FARC | América Latina | DW | 08.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Rechazan condiciones de las FARC

El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, dijo que las autoridades no entrarán en polémica sobre la liberación del periodista francés secuestrado por el grupo guerrillero.

El gobierno de Colombia rechazó hoy la condición puesta por la guerrilla de las FARC para dejar en libertad al periodista francés Romeo Langlois, secuestrado el pasado 28 de abril en medio de un combate en el sur del país.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dijeron en un comunicado conocido este lunes que Langlois fue hecho "prisionero de guerra" porque vestía prendas militares y que "lo mínimo que puede esperarse para la recuperación de su plena movilidad es la apertura de un amplio debate nacional e internacional sobre la libertad de informar".

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, calificó de "absurda" la petición guerrillera y dijo que el gobierno no protagonizará una polémica en este caso.

"(La guerrilla) no puede, de ninguna manera, venir a establecer condiciones de ningún tipo. El gobierno nacional no puede polemizar con criminales. Esa es una postura que el país, estoy seguro, entiende y está de acuerdo", dijo Pinzón.

Por otra parte, hoy se conocieron en Bogotá pronunciamientos de Amnistía Internacional (AI) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) pidiendo la libertad del reportero francés.

"Aunque un debate sobre la libertad de expresión y la manera como los medios de comunicación cubren el conflicto en Colombia puede ser positivo, no debe ser utilizado como un pretexto para mantener a un periodista cautivo", expresó la directora de AI para América de AI, Susan Lee.

"Langlois debe ser liberado inmediatamente sin condiciones y hay que tomar medidas para asegurar que todos los periodistas en Colombia pueden llevar a cabo su trabajo libremente", agregó Lee.

A su turno, el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Gustavo Mohme, dijo en un comunicado que las FARC no deben poner condiciones.

"Esa condición para liberar a un secuestrado es absolutamente improcedente y colisiona con las prácticas internacionales", dijo Mohme, tras recordar una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que señala que "los periodistas, los profesionales de los medios de comunicación y el personal asociado que realizan peligrosas misiones profesionales en zonas de conflicto armado deberán considerarse civiles y ser respetados y protegidos como tales".

Langlois, reportero del canal de televisión France 24, tenía permiso para acompañar a una patrulla combinada del Ejército y la Policía que el 28 de abril se dedicaba a destruir laboratorios para procesar cocaína en el selvático departamento de Caquetá.

Las FARC emboscaron al grupo en el caserío de Unión Peneya, en jurisdicción del municipio de La Montañita, tras lo cual se generó un combate que produjo la muerte de tres militares y un policía.

Según miembros de esa patrulla atacada, Langlois sufrió una herida en el brazo izquierdo, por lo que se quitó el casco y el chaleco que le había proporcionado el Ejército y se dirigió hacia los guerrilleros gritando que era periodista.

El grupo guerrillero señaló en el comunicado que "los periodistas que las fuerzas armadas colombianas llevan consigo en sus operaciones militares no cumplen el propósito imparcial de informar sobre la realidad, sino el de manipular ésta para que sirva al proyecto de guerra contra el pueblo colombiano".

El comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas, catalogó la acción de las FARC como "un grave atentado contra la libertad de prensa" y aseguró que no es cierto que Langlois vistiese prendas del Ejército.

"No estaba en camuflado. Ese chaleco que tenía el periodista no lo tenían los soldados, no había uniformidad", dijo Navas.

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema