1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"Razonable certeza" en cuanto a muerte de yihadista

Un portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos aseguró que el vehículo en el que viajaba el extremista fue totalmente alcanzado por el ataque de un dron cerca de Al Raqqa.

El Pentágono se mostró "razonablemente seguro" de que "John el Yihadista", el islamista británico que aparece en varios videos de decapitaciones de Estado Islámico (EI), murió en un ataque aéreo lanzado por Estados Unidos en Siria, como habían informado anteriormente varios medios.

Un portavoz del Departamento de Defensa estadounidense aseguró que el vehículo del extremista fue totalmente alcanzado por el ataque de un dron cerca de Al Raqqa, feudo del EI en Siria. Sin embargo, aún se espera una última confirmación de su muerte.

"Sabemos con certeza que el sistema de armas alcanzó su objetivo previsto y las personas que se encontraban allí (....) murieron", dijo el coronel Steve Warren.

"'John el Yihadista' era algo así como el rostro del Estado Islámico", dijo el portavoz, que explicó que el extremista había sido perseguido durante cuatro días.

Ahora se está reuniendo toda la información de los servicios secretos y del material de video disponible para tener una seguridad al 100 por cien de su muerte.

El ataque del dron, que el portavoz consideró un ataque rutinario, fue filmado, como es habitual, explicó. Se cree que además habría muerto un chofer y amigo del yihadista.

Perfil de un terrorista

"John el Yihadista" es una de las figuras más conocidas del grupo extremista sunita. De nacionalidad británica, origen iraquí y nacido en Kuwait con el nombre de Mohammed Emwazi, apareció por primera vez en el video de la decapitación del periodista estadounidense James Foley en agosto de 2014.

También había participado en los videos del asesinato del periodista estadounidense Steven Sotloff, el cooperante de ese mismo país Abdul Rahman Kassig, así como los cooperantes británicos David Haines y Alan Henning, el periodista japonés Kenji Goto y otros rehenes del EI, según dijo el secretario de prensa del Pentágono, Peter Cook.

El hombre que aparece en los videos sale siempre encapuchado y habla inglés con acento londinense.

"Era con seguridad un objetivo que merecía la pena", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Emwazi era "una herramienta fundamental de reclutamiento para la organización terrorista", señaló Warren, que consideró que su muerte podría suponer un "golpe para el prestigio" de la organización terrorista. "Era un animal humano y matarlo hará probablemente al mundo un lugar un poco mejor", dijo en su declaración a la prensa en el Pentágono en una videoconferencia desde Bagdad.

Cameron agradece

El primer ministro británico, David Cameron, agradeció a Estados Unidos su labor y dijo que las fuerzas de seguridad de su país colaboraron en la búsqueda del ciudadano británico.

"Ha sido un acto de autodefensa y ha sido lo correcto", dijo Cameron, que denominó a Emwazi un "bárbaro asesino" que "intentaba asesinar a mucha más gente". Si se confirma definitivamente el objetivo, se trataría de "un golpe en el corazón del EI", aseguró.

David Cameron agradeció a EE.UU. por el operativo

David Cameron agradeció a EE.UU. por el operativo

Fuentes del gobierno estadounidense citadas anteriormente por medios británicos y norteamericanos habían manifestado su confianza en la muerte de Emwazi. Un funcionario citado por la televisión ABC News llegó a decir que el ataque fue "perfecto" y que Emwazi prácticamente "se evaporó".

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos confirmó la muerte de un líder del EI de alto rango y de nacionalidad británica y dijo que en el ataque murieron cuatro combatientes extranjeros de las filas extremistas.

Ya en septiembre el Ejército británico mató a tres ciudadanos de esa nacionalidad en Siria con ataques de drones, de quienes se sospechaba que se habían unido al EI.

Emwazi formaba parte de un grupo de combatientes del EI que llegaron a Siria desde Reino Unido y que internamente eran conocidos como "Los Beatles", según informa el "Washington Post". Según antiguos presos bajo su custodia, también participó en torturas como el "waterboarding" o ahogamiento simulado a prisioneros de la milicia.

La televisión británica BBC informó en febrero de que Emwazi procedía de Kuwait y que llevaba desde hace años en el radar de los servicios secretos británicos, pero pese a todo logró viajar a Siria y unirse a los yihadistas.

Entonces el diario "Washington Post" informó citando a su entorno cercano que creció en una zona burguesa de Londres y que se radicalizó tras planear un safari a Tanzania en mayo de 2009 que nunca pudo llevar a cabo.

El viaje que iba a hacer con un converso alemán de nombre Omar y con otro hombre llamado Abu Talib se frustró cuando los tres fueron retenidos por la policía durante una noche en el aeropuerto de Daressalam y después expulsados del país, sin que se conozcan los motivos. Algunas fuentes señalan que se sospechaba que quería viajar a Somalia para unirse al grupo Al Shabaab, ligado a Al Qaeda.

EL(dpa, reuters, ap)

DW recomienda