¿Qué sucede con la sexualidad en América Latina? | América Latina | DW | 11.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

¿Qué sucede con la sexualidad en América Latina?

En Chile prohíben abortar a una niña de 11 años violada; en Argentina, un rockero dice que a las mujeres hay que violarlas y en Colombia se sale a la calle contra los homosexuales. DW habló al respecto con una experta.

En Chile, una niña de once años quedó embarazada tras repetidos abusos de su padrastro y las autoridades no le permiten interrumpir la gestación. En Argentina, un conocido músico de rock dice que "hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente". En Colombia, supuestos folletos oficiales sobre relaciones sexuales entre hombres (folletos que resultaron ser falsos) llevaron a que el miércoles (10.08.2016) se realizaran marchas en defensa de la familia.

Son todas noticias de estos días, que impactan y dejan una sensación de desconcierto, por lo contradictorias y, para muchos, extemporáneas. Al respecto DW habló con María Alejandra Cárdenas, directora legal regional (América Latina) de Women's Link, Colombia, una ONG internacional que “usa el poder del derecho para promover un cambio social que favorezca los derechos de las mujeres y las niñas”, en especial de aquellas que sufren injusticias.

DW: ¿Qué sucede con la sexualidad en América Latina, que se producen estos casos?

M. A. Cárdenas: En América Latina, y en estos tres casos particulares, la noción de sexualidad está desligada de la noción de libertad y más cercana a la noción de imposición. Se impone una visión social y culturalmente percibida como “mayoritaria”: las niñas no pueden decidir sobre su cuerpo, los hombres sí saben lo que necesitan las mujeres, la homosexualidad no es “natural”. La mayoría de las mujeres latinoamericanas, especialmente las que se encuentran en situación de inequidad y de mayor vulnerabilidad, sencillamente no tienen control sobre su sexualidad y su capacidad reproductiva.

¿Cuáles son las causas y las posibles soluciones a esta problemática?

La discriminación y el desprecio por la diversidad están en la base de un problema que se soluciona con educación. La gente debe poder reconocer la humanidad de los y las demás, y entender que en este mundo tenemos que caber todas y todos, y no podemos imponer nuestras ideas sobre cómo conducimos nuestras vidas, sobre las y los demás, particularmente cuando al hacerlo perjudicamos su vida, su integridad y su derecho a ser feliz.

DW: ¿Hay sectores sociales o países latinoamericanos más o menos permisivos con la sexualidad humana y la posibilidad de abortar?

En la ciudad de México, Puerto Rico, Cuba, las Guayanas, Colombia y Uruguay existe un marco legal relativamente amplio que permite el aborto. Pero países como República Dominicana lo tienen completamente prohibido, por la tanto las mujeres no pueden abortar sin irse a la cárcel, ni siquiera las que lo necesitan para salvar sus vidas.

DW: ¿Hay alguna relación entre el rechazo al aborto y la idea de algunos hombres de que pueden hacer lo que quieran con las mujeres?

Absolutamente. De hecho hay estudios que demuestran que entre más machista es una persona, menos de acuerdo está con que las mujeres controlen su propio cuerpo.

DW: ¿Qué perspectivas ve de que la homofobia y el machismo disminuyan en la región?

Muchas. La igualdad es imparable. Momentos como estos nos entristecen, pero lo cierto es que cada vez vivimos en sociedades más tolerantes.

DW recomienda