1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Putin y la ruleta rusa

La actitud del gobierno ruso ante quienes se le oponen es motivo de unánime condena en la prensa europea de hoy.

default

El presidente ruso, Vladimir Putin.

El periódico francés La République du Centre, editado en Orleans, dice al respecto: „Putin realmente quiere acabar con la oposición en Rusia. Puesto que la Constitución le niega un tercer mandato, el jefe del Kremlin busca de una manera u otra quedarse como el gran patriarca de su país. El antiguo campeón de ajedrez, Gary Kasparov, quien pretende contender por la fuerza opositora Otra Rusia, ha podido experimentarlo en carne propia. Y otros más también. Putin tiene bajo su control a la economía y a los medios de comunicación, y ahora pretende ahogar todo debate de corte político. Desde hace unas semanas todo el país ha sido puesto en estado de observación policiaca.”

Se requiere protesta

Desde Polonia, el diario Dziennik opina lo siguiente: “Mucho es lo que depende de la respuesta europea a los sucesos ocurridos en Rusia. Es de esperarse que Occidente proteste, y no solamente de modo verbal. Rusia es miembro del Consejo de Europa y se cuenta entre los firmantes de la Convención Europea de los Derechos Humanos. Adoptó con ello compromisos de los cuales se burla. Si así es como concibe las libertades de asociación y opinión, así como el derecho al debido proceso, Rusia debe perder su calidad de miembro, por lo menos de manera provisoria.”

Dilema europeo

En Suiza, el Tages-Anzeiger coincide en parte: “Europa se enfrenta a un dilema. Necesita por una parte el petróleo y el gas de Rusia. Por otra, cunden la desazón y el autoritarismo en ese país. Sólo hay una salida posible: palabras claras. Los gobiernos de Europa deben reconocer la falta de democracia en las elecciones parlamentarias del domingo próximo en Rusia. Y también deben protestar con la voz muy en alto contra la persecución a disidentes. Está claro que las advertencias europeas no han sido suficientes para convertir a Putin en un demócrata. Pero callar resultaría fatal : ello daría ánimos al régimen ruso para apretar aún más la tuerca contra la oposición.”

Envoltura autoritaria

El Corriere della Sera, de Milán, comparte el dramatismo en su análisis: “Cuando los opositores son etiquetados como ‘chacales' y las elecciones sirven para ‘salvar a la madre patria', la democracia no es más que una delgada envoltura para esconder la intimidación. Es lo mismo en todos los regímenes autoritarios, y el de Vladimir Putin no es la excepción."

Putin y la ruleta rusa

En Dinamarca, el periódico liberal Politiken critica la detención del ajedrecista y opositor Gary Kasparov: “El presidente Putin ha entendido las cosas mal. Una democracia fuerte puede aguantar la crítica y la oposición. Sólo las dictaduras nerviosas se encapsulan contra quienes cuestionan al sistema, como Putin lo ha hecho con la detenciónde Kasparov. No solamente es su deber democrático tolerar a los disidentes en las calles de Moscú, sino que debe abordarlos con perspectiva abierta. Esto significa argumentos y debate, en vez de jugar a la ruleta rusa con la democracia de su país.”

DW recomienda