1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Putin quiere mejorar las relaciones diplomáticas con EE.UU

El mandatario volvió a asegurar que Rusia no interfirió en la última elección presidencial de Estados Unidos.

Recordando la crisis de los misiles de 1962, Vladimir Putin quiso graficar cómo podría terminar la compleja relación diplomática que atraviesan actualmente Estados Unidos y Rusia. El mandatario ruso fue enfático al señalar que sería "un gran error" continuar con los intentos de algunas fuerzas en Estados Unidos que buscan empeorar aún más las relaciones bilaterales.

"No creo que vaya en interés de la mayoría del pueblo estadounidense llevar las relaciones entre Rusia y Estados Unidos al punto del absurdo por culpa de la agenda interna. ¿Qué queremos? ¿Acabar con nuestras relaciones? Ya están casi a nivel cero", señaló Putin, al intervenir en un foro internacional sobre el Ártico en la ciudad de Arjánguelsk.

"¿Qué buscamos? ¿La ruptura total de las relaciones diplomáticas? ¿Volver a repetir la situación de los años 60, la crisis de lo misiles de Cuba? ¿Y qué es lo próximo? ¿Adónde nos está llevando la irresponsabilidad de alguna gente?", se preguntó.

El jefe del Kremlin aseguró que espera "de verdad que algún día, lo antes posible, la situación se normalice". Por lo mismo, manifestó estar interesado en que sus primeras conversaciones con Trump se produzcan, por ejemplo en una posible Cumbre del Ártico que se realizaría en Finlandia en mayo próximo, o bien en la Cumbre del G20 que desarrollará en Hamburgo el mes de julio.

"Consideramos y tratamos a Estados Unidos como una gran potencia con la que queremos establecer una buena relación. Todo lo demás son mentiras y ficciones", afirmó el presidente ruso.

En la intervención, el mandatario ruso volvió a negar que Moscú interviniera en las elecciones de Estados Unidos para lograr la victoria de Donald Trump, al tiempo que denunció los intentos de presentar como espionaje algunas reuniones que mantuvo el embajador ruso en Washington, Serguéi Kisiliov, durante la campaña electoral.

"Los contactos de nuestro embajador en EE.UU. son limitados. Cada reunión es vista como un acto de espionaje. ¿No es una tontería? ¿Para qué tenemos un embajador?", indicó.

MN (efe, afp)

DW recomienda