Putin: en Karabaj no debe haber vencedores ni vencidos | Europa | DW | 05.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Putin: en Karabaj no debe haber vencedores ni vencidos

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó que en el arreglo del conflicto armenio-azerbaiyano de Nagorno Karabaj no debe haber vencedores ni vencidos, en una entrevista difundida hoy (05.08.2016) por la agencia estatal azerbaiyana AzerTac.

"El objetivo final del arreglo debe ser un acuerdo en el que las dos partes no se sientan ni vencedoras ni vencidas", dijo el jefe del Kremlin, quien el próximo lunes hará una visita oficial a Bakú. Subrayó además la necesidad de que se realicen "concesiones mutuas" y de que las ventajas del arreglo sean evidentes para las opiniones públicas de Azerbaiyán y Armenia.

"De ninguna manera intentamos imponer a Azerbaiyán y Armenia algún tipo de recetas; las partes deben llegar a un acuerdo por sí mismas, sin presiones desde el exterior", manifestó.

Putin recalcó que para alcanzar un compromiso se precisa hallar un "equilibrio óptimo entre los principios de la integridad territorial y el derecho de los pueblos a la autodeterminación". Agregó que Rusia está dispuesta a respaldar todo acuerdo que satisfaga a las partes involucradas en el conflicto y "a actuar, junto con otros mediadores, como garante del arreglo".

"Estamos sinceramente interesados en que la paz y la calma regresen a esta vecina región, en que deje de morir la gente, en que se abran las fronteras y se restablezcan los lazos económicos", dijo. En este sentido, resaltó que Rusia tuvo un "papel decisivo" en el cese de las graves hostilidades que estallaron en la zona de Nagorno Karabaj a comienzos de abril de este año y se cobraron cerca de 150 muertos.

El conflicto armenio-azerbaiyano se remonta a los tiempos de la antigua Unión Soviética, cuando el territorio azerbaiyano de Nagorno Karabaj, poblado mayoritariamente por armenios, pidió su incorporación a Armenia, tras lo cual estalló una guerra que provocó unos 25.000 muertos y concluyó con la victoria armenia. Las fuerzas armenias se hicieron con el control de todo Nagorno Karabaj y de vastos territorios aledaños, que denominan "franja de seguridad", lo que permitió unir el enclave a Armenia. (EFE)