Putin: activistas de Greenpeace no son piratas | El Mundo | DW | 25.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Putin: activistas de Greenpeace no son piratas

La justicia rusa ya ha abierto causa penal por piratería contra los detenidos, que podrían ser condenados a una pena de hasta 15 años de cárcel. El presidente ruso defendió el proceder de la guardia costera en el Ártico.

Ver el video 01:40

Lucha por materias primas en el Ártico

“No conozco en detalle lo que sucedió, pero es obvio que estas personas no son piratas”, manifestó el presidente ruso, Vladimir Putin, al referirse a los activistas de Greenpeace detenidos al tratar de ocupar una plataforma petrolera en el Ártico. La reacción de Greenpeace fue inmediata. El director ejecutivo internacional de la organización, Kumi Naidoo, reafirmó que los detenidos “actuaron motivados únicamente por su preocupación en cuanto al medio ambiente en el Ártico”.

La justicia rusa ha abierto un caso por piratería organizada, por la que la ley prevé una pena de hasta 15 años de cárcel. Según Greenpeace, los activistas treparon eljueves pasado a la plataforma petrolera en el Ártico para protestar por las perforaciones previstas por la estatal Gazprom.

Putin defendió el operativo a través del cual los activistas fueron detenidos. “Nuestros guardas costeros no sabían quién estaba ocupando la plataforma”, en alusión a las instalaciones de la petrolera Gazprom donde se llevó a cabo la manifestación de Greenpeace.

La organización ecologista afirma que fugas de petróleo y falta de precauciones adecuadas constituyen un grave riesgo para el ecosistema del Ártico. En la zona habitan osos polares, morsas y especies raras de aves.

"Los abogados trabajan con los detenidos; a pesar de todo esperamos que la ley triunfe en nuestro país aunque eso no siempre ocurre", dijo a la agencia Efe Iván Blókov, director de programas de la filial de Greenpeace en Rusia.

En caso contrario, la organización podría recurrir a los tribunales internacionales, afirmó. Greenpeace considera que la reacción de los guardacostas rusos fue inadecuada al hacer un uso desproporcionado de la fuerza para detener a los activistas.

EL(dpa, EFE)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema