1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

a la carta

Pudin de Yorkshire con rosbif

El plato nacional británico "Yorkshire Pudding" se conoce en todo el mundo. Muchos tienen la idea de que es un platillo dulce. Sin embargo, esta guarnición tradicional, salada, sirve para acompañar un asado.

Receta para 4 personas

Ingredientes:

para el pudin de Yorkshire:

135 g. de harina

3 huevos

200 ml. de leche

50 ml. de aceite

sal y pimienta

Para el rosbif:

1 kg. de solomillo de vacuno

30 ml. de aceite

2 zanahorias

15 g. de sal gruesa

pimienta picada

Para las papas asadas:

3 papas grandes

15 ml. de aceite

10 ml. de grasa de pato

20 g. de mantequilla sin sal

3 dientes de ajo

2 ramas de tomillo

30 g. de sal

pimienta

Para la salsa:

200 ml. de vino tinto

450 ml. de caldo de pollo

1,5 l de caldo de vacuno

50 g. de puerro

25 g. de apio

50 g. de zanahoria

30 g. de cebollas blancas

5 dientes de ajo

4 ramas de tomillo

2 hojas de laurel

10 ml. de aceite

Preparación:

Para el rosbif: Precalentar el horno a 220 grados. Cortar en dos las zanahorias y ponerlas en el centro del asador. Así se repartirá mejor el calor sobre la carne. Sazonar con sal y pimienta la carne, untarla con aceite y ponerla sobre las zanahorias. Asar a 220 grados durante 15 minutos. Luego bajar la temperatura a 180 grados durante unos 25 o 30 minutos más, regando regularmente la superficie de la carne con el caldo resultante del asado. Sacar la carne del horno y dejar reposar durante 20 minutos como mínimo en un lugar caliente. Así quedará la carne "medio hecha".

Para el pudin de Yorkshire: Precalentar el horno a 210 grados. Mezclar los ingredientes con una batidora de mano hasta que quede una masa homogenea. Colarlo todo para quitarle los grumos. Echar el aceite sobre los moldes y calentar al horno durante 5 minutos. Verter la masa en los moldes rápidamente y devolver al horno el recipiente. Hornear entre 10 y 15 minutos a 210 grados hasta que cada pudin haya crecido y se haya dorado. Bajar el horno a 180 grados y dejar horneando durante 15 o 20.

Pelar las papas y cortar en seis trozos iguales. Llevar a ebullición una olla llena de agua con 20 gramos de sal y cocer allí las papas durante 20 o 25 minutos. Escurrirlas bien. Hornear las papas en una bandeja metálica con el aceite, la grasa de pato, la mantequilla, el ajo, el tomillo, la pimienta y el resto de la sal a 190 o 200 grados hasta que queden doradas y crujientes. Darles la vuelta cada 8 minutos.

Para la salsa: Cortar en grandes dados la carne de vacuno. Pelar la verdura y cortarla también en dados. Calentar una sartén de acero inoxidable y sofreír superficialmente por todas sus caras. Añadir las verduras y rehogar durante 5 minutos. Añadir el laurel, tomillo y ajo así como el vino tinto. Cocinarlo todo hasta que haya perdido la mitad del volumen. Añadir el caldo de pollo y el de vacuno y reducir un cuarto de su volumen. Al final, colar la salsa con un colador fino. Recomendación: Se obtiene más sabor si se añade el cado resultante del asado de rosbif.