1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

Protegiendo la antigua Selva Maya

La Selva Maya alberga de una gran biodiversidad: Allí se halla también la antigua ciudad de Tikal. Hoy el bosque está amenazado, pero las ONGs y la población local colaboran para su protección.

Ver el video 02:51

Selva Maya: un ecosistema en peligro

Objetivo del proyecto: Conservación y uso sostenible de la Selva Maya.

Socios del proyecto: Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ, por sus siglas en alemán), Sistema Nacional de Áreas Protegidas, Iniciativa Internacional para la Protección del Clima (IKI, en sus siglas en alemán).

Período del proyecto y tamaño: 2010-2014: Biodiversidad (Ministerio Federal para la Cooperación y el Desarrollo Económico, abreviado BMZ en alemán) (11 millones de euros); 2014-2019: Clima (IKI) (5 millones de euros). Los proyectos están conectados con un total de 16 millones durante 9 años (Ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza, Construcción y Seguridad Nuclear (BMU), BMZ)

Área del proyecto: Selva Maya (Guatemala, México, Belice) – 40.000 kilómetros cuadrados (aproximadamente el tamaño de los Países Bajos).
Biodiversidad: La Selva Maya es el mayor bosque tropical del norte de la Amazonía. Se caracteriza por una extraordinaria biodiversidad – con 3.000 especies de plantas y 750 de animales, incluyendo jaguares, pumas, tapires y tucanes.

Texto:
Situada al norte de la región amazónica, Guatemala comparte la mayor selva tropical al norte de la Amazonia con México y Belice. La Selva Maya no solo es el hogar de miles de especies de plantas y animales, sino también de antiguos centros urbanos de miles de años de antigedad, como la antigua ciudad maya de Tikal. Hace más de mil años solo en Tikal vivían unas 100.000 personas. Hoy, sus descendientes se enfrentan a muchas dificultades, como la falta de trabajo y oportunidades profesionales. Además el número de habitantes se dispara, por lo que se requieren más tierras para la agricultura. El resultado: la tala ilegal y la quema del bosque que amenaza la supervivencia de animales y plantas de la región.

La Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ, en sus siglas en alemán) y la Iniciativa Internacional para la Protección del Clima (IKI, en sus siglas en alemán) colaboran con organizaciones locales sobre el terreno para detener la destrucción del bosque y garantizar un ingreso seguro para la población promoviendo, por ejemplo, el cultivo de la nuez maya, la semilla de un árbol tropical enorme, Brosimum alicastrum, de la familia de las moreras. El fruto, rico en proteínas, es recogido, procesado y tostado para elaborar galletas o batidos de leche para su posterior venta. De este modo, la nuez, que cayó durante mucho tiempo en el olvido, se ha convertido en un suplemento nutritivo del menú local, así como en una importante fuente de ingresos para los agricultores que luchan por proteger los árboles.

 

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema