1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Prosigue evacuación en Alepo y dos aldeas chiíes

La evacuación de civiles y milicianos del este de Alepo está condicionada al traslado de los enfermos, los heridos y otros civiles de los pueblos de Fua y Kefraya, controlados por autoridades sirias y bajo asedio.

La evacuación de los civiles de las poblaciones sirias de mayoría chií de Fua y Kefraya, controladas por las autoridades sirias, ha comenzado este domingo (18.12.2016)  paralelamente a la entrada de 25 autobuses en los barrios sitiados en el este de Alepo para sacar a los rebeldes y sus familias. En total, serán evacuadas unas 4.000 personas de ambas poblaciones chiíes, asediadas por el grupo rebelde yihadista Frente de la Conquista de Levante, exfilial siria de Al Qaeda, y situadas en el noreste de la provincia de Idleb, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La evacuación de los civiles y los milicianos del este de Alepo había sido condicionada al traslado de los enfermos, los heridos y otros civiles de esos dos pueblos, según un acuerdo alcanzado por Turquía, Rusia e Irán. Sin embargo, el comienzo de la partida de los civiles de Fua y Kefraya, prevista para primeras horas de la mañana, se mantuvo bloqueada debido al rechazo inicial del Frente de la Conquista a permitir la entrada de los autobuses.

"Quema de autobuses"

La televisión estatal siria, que mostró imágenes en directo desde Alepo, indicó que un primer grupo de autobuses, de un total de cien, se dirigió hacia los barrios sitiados del este de la ciudad para trasladar a los "terroristas" y sus familiares que todavía permanecen en esta zona. Serán conducidos desde Tel Zarazir, en el este, y de allí cruzarán la zona del Gobierno a través del corredor de Al Ramusa-Ameriya, para luego dirigirse a Al Rashidin, que se encuentra a cinco kilómetros al oeste de Alepo, antes de continuar camino a zonas controladas por los rebeldes. Sin embargo, la televisión informó después de que los "terroristas" incendiaron sus sedes e intentaron esconder algunas armas en varios vehículos, aunque las autoridades se lo han impedido.

Por otro lado, la televisión oficial aseguró que cinco autobuses que se dirigían a las poblaciones de Fua y Kefraya fueron quemados y destruidos. Según lo acordado, una vez que los evacuados de las aldeas hayan llegado a salvo a áreas gubernamentales, los combatientes en Alepo y sus familiares tendrán permiso para salir, a cambio de sucesivas salidas de personas de Fua y Kefraya. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tiene previsto votar este domingo una resolución presentada por Francia que busca garantizar que funcionarios del organismo puedan supervisar las evacuaciones de Alepo, así como la protección para los civiles que se queden.

MS (efe/rtrla)

DW recomienda