1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Prodi defenestrado

El Senado italiano puso fin a los 20 meses de gobierno de Romano Prodi, al negarle un voto de confianza tras la pérdida de la mayoría sufrida por la coalición de gobierno.

default

Romano Prodi esperó en vano un prodigio.

Valiente fue para muchos la decisión del primer ministro italiano, Romano Prodi, de presentarse ante el Senado para pedir un voto de confianza, a sabiendas de que no contaba con la mayoría necesaria para obtenerlo. Otros consideran más bien una temeridad insensata que se haya negado a presentar la renuncia que le había sugerido el propio presidente, Giorgio Napolitano, para evitar la votación senatorial. Pero “Il Professore” se empecinó, se jugó el todo por el todo y perdió: 156 votos contra 161.

Berlusconi busca la revancha

De poco servirá ahora que sus partidarios lloren por la leche derramada en una coalición que, desde su llegada al poder, no le facilitó la vida a Prodi. Demasiado disímiles eran sus integrantes y demasiada la energía que se hacía necesario invertir para mantener la débil cohesión del conglomerado, como para que el gobierno pudiera avanzar a paso firme, máxime teniendo en cuenta que la mayoría de que disponía en la cámara alta era ínfima. Bastó pues la retirada de los cristianodemócratas del UDEUR para que el gobierno de Prodi se viniera abajo.

Ganz der Alte

Silvio Berlusconi: listo para volver a la carga.

Dentro y fuera de Italia es vox pópuli que, ante esta situación, quien se frota las manos es el antiguo primer ministro Silvio Berlusconi. La oportunidad de recuperar el poder que le arrebató Prodi en las elecciones de abril de 2006 se vuelve ahora concreta, sobre todo porque las encuestas dan en la actualidad una clara ventaja al sector derechista. No es de extrañar que él y sus partidarios deseen la celebración de elecciones lo antes posible. Pero también la mayoría de la población comparte ese parecer, según indicó un sondeo relámpago de la televisión, independientemente de que no se haya reformado aún el sistema electoral que favorece en la actualidad a los partidos pequeños y al que se responsabiliza de la inestabilidad política italiana.

La hora del adiós

Para los seguidores de Prodi, en cambio, la etapa que se abre no es precisamente color de rosa. La figura de Walter Veltroni, el alcalde de Roma que fundó un nuevo partido dentro del seno de la coalición hasta ahora gobernante, todavía no alcanza a cimentarse como delfin para heredar el mando. Para él, una convocatoria a las urnas es la peor opción. Sea como fuere, el tiempo de Prodi a la cabeza del gobierno de Roma ha llegado a su fin. Y es lógico que eso se lamente, con el debido recato por supuesto, en otras capitales europeas, donde su prestigio como ex presidente de la Comisión de la UE sigue en alto. Por otra parte, “Il Professore” representa también una política seria y moderada, con un estilo diametralmente opuesto al de Berlusconi, que más de un sobresalto provocó en su época entre algunos de sus socios comunitarios.

DW recomienda