1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Primer ministro de China llega a Brasil en busca de negocios

Li Keqiang se reunió con la presidenta Dilma Rousseff y alcanzaron acuerdos por 17.000 millones de dólares.

China mira hacia América Latina en busca de materias primas y de lugares donde invertir millones de dólares. Así quedó evidenciado este martes (19.05.2015), cuando el primer ministro del gigante asiático, Li Keqiang, llegó a Brasil para firmar acuerdos comerciales, financieros y de inversiones por varios miles de millones de dólares. Para ser más precisos, 17.000 millones, según la presidenta Dilma Rousseff.

La primera visita oficial a Latinoamérica de Li, que también lo llevará a Colombia, Perú y Chile, comenzó con la firma de una serie de acuerdos, entre ellos la compra de aviones de pasajeros de Embraer por 1.000 millones de dólares y la suspensión de una veda a las importaciones de carne brasileña, además de un discutido plan para construir una vía férrea que pase sobre los Andes y llegue hasta el Océano Pacífico, uniendo Brasil con Perú.

También Petrobras firmó dos acuerdos financieros por 7.000 millones de dólares con bancos estatales chinos, además de préstamos por 5.000 millones de dólares con el Banco de Desarrollo Chino. La inyección de capital de China no podía venir en mejor momento para Brasil, que está cayendo en recesión tras el fin de un auge de las materias primas en la última década que fue alimentado por la voraz demanda del gigante asiático de mineral de hierro y soja, los principales productos de exportación del país sudamericano.

Materias primas y productos baratos

Para Li Keqiang, China busca estrechar sus relaciones con América Latina a todos los niveles, y ofreció la ayuda de Pekín para iniciar un gran proceso de industrialización en toda la región. “La recuperación económica del mundo tiene mucho que ver con el aumento de la capacidad productiva” y para participar en ese proceso es necesario “acelerar la cooperación para la industrialización” en América Latina.

“Debemos actualizar la relación entre América Latina y china”, insistió la autoridad asiática. “A largo plazo, no podemos imaginar que América Latina sólo sea un abastecedor de materias primas para China y que China siga siendo una fábrica de productos baratos para América Latina”, sostuvo Li, quien agregó que se deben sentar las bases industriales necesarias para que el comercio bilateral sea "ventajoso para ambas partes".

DZC (Reuters, EFE)