1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Colombia

Presuntos disidentes de las FARC atacan a trabajadores humanitarios

Armados con fusiles AK-47, los atacantes emplazaron a trabajadores noruegos de desminado humanitario a abandonar su campamento en Mesetas. Se estima que el presunto grupo disidente está conformado por hasta 400 personas.

Presuntos integrantes de una disidencia de las FARC atacaron el campamento de una organización noruega dedicada a labores de desminado humanitario, donde amenazaron a los activistas e incindiaron un vehículo, informó hoy el Gobierno colombiano. El caso ocurrió este jueves en un sector rural del municipio de Mesetas, en el departamento de Meta (centro), donde desde hace medio año trabaja un equipo de la Organización Civil de Desminado Humanitario Ayuda Popular Noruega (APN). La Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersona, una dependencia del Gobierno, indicó que tres personas encapuchadas entraron al campamento y quemaron un vehículo, tras proferir amenazas contra las personas que allí se encontraban. "Los hombres vestidos de negro y encapuchados, presuntos integrantes de una disidencia de las FARC, al mando de alias 'Calarcá', irrumpieron en el campamento con armas, al parecer fusiles AK-47, y encañonaron a varias de las 26 personas que conforman el equipo de desminado y que realizan labores humanitarias", señaló el Gobierno en un comunicado.

El secretario de Gobierno de Meta, Andrés Mancera, dijo que los activistas fueron trasladados a la base principal de la APN, ubicada en el municipio de Vista Hermosa, también en Meta. "Estos hombres armados dijeron que eran desmovilizados de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), quemaron un carro y les dijeron que hasta hoy tenían plazo para abandonar el terreno", dijo el funcionario.

Por su parte, el comandante de la Policía Nacional en Meta, coronel Nicolás Zapata, dijo que son buscados los hombres que cometieron el ataque. Los programas de desminado humanitario que se cumplen en varios lugares del país se enmarcan en el acuerdo de paz que el Gobierno y las FARC firmaron en noviembre de 2016 tras cuatro años de negociaciones en Cuba. El Gobierno colombiano calcula que entre 250 y 400 miembros de las FARC se declararon en disidencia. La cúpula de mando del grupo guerrillero los expulsó de sus filas y les prohibió seguir usando el nombre de la organización. Los 6.800 miembros de las FARC están concentrados desde febrero pasado en cumplimiento de un proceso de desarme que debe concluir el día 20 de este mes.

EL(dpa, efe)

DW recomienda