1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Presos políticos en Venezuela no logran premio, pero captan la atención europea

La Mesa de Unidad Democrática y los presos políticos venezolanos no han recibido el Premio Sájarov a la libertad de conciencia. Pero la nominación ha logrado llamar la atención sobre el sistema de justicia venezolano.

Los presos políticos y la Mesa de Unidad Democrática fueron finalistas pero no ganaron el premio Sajárov 2015, un galardón que otorga la eurocámara desde 1988 a personas que se hayan destacado por su lucha por la libertades fundamentales.

Esta vez le tocó al bloquero saudí Raíf Badawi, condenado a 10 años de prisión y a mil latigazos, un hombre extremadamente valiente para quien, así Martín Schulz, la eurocámara ha pedido ya la liberación inmediata para que pueda recibir su premio en diciembre.

Ver el video 01:42

Raif Badawi, Premio Sájarov 2015

“Nos da pena que nuestros presos políticos no hayan ganado, pero nos alegra por personas como Badawi con las que nos sentimos afines. Personas que están pasando por la misma situación que nuestros presos políticos y nuestros dirigentes”, dice a DW Patricia Betancourt, presidenta de la plataforma Veneuropa. Este movimiento de ciudadanos venezolanos en Europa sostuvo la campaña por el Sájarov y logró recolectar 2000 firmas de apoyo.

Dentro del Parlamento Europeo el apoyo ha venido principalmente el mayoritario Partido Conservador y parte del bloque liberal. En 2014, el bloque conservador había postulado para el galardón europeo a la diputada María Corina Machado, destituida de su cargo acusada de conspiración contra el gobierno de Nicolás Maduro.

No todos los presos

Según observadores de derechos humanos en Venezuela, resultaba controvertido otorgar un premio de derechos humanos a todos los presos que cuentan como, sobre todo para la oposición, políticos. Entre ellos están funcionarios involucrados en asesinatos de 19 manifestantes inocentes durante la gestación del golpe de Estado (2002) contra el fallecido presidente Hugo Chávez. No obstante, así analistas, si se hubiese tomado un caso específico de historial limpio el premio podría haber servido sobre todo para llamar la atención a la situación de las cárceles, la falta de independencia de la justicia y para mostrar la falta de garantías del debido proceso.

Según los informes de Naciones Unidas, de las 31096 denuncias de violaciones a los derechos humanos presentadas, sólo 3,10% han tenido acceso a procesos judiciales.

Ramón Jáuregui, presidente de la Asamblea Eurolatinoamericana

Ramón Jáuregui, presidente de la Asamblea Eurolatinoamericana

Por otra parte, independientemente de cualquier premio europeo, el reciente caso del fiscal Nieves que desde el exilio acusa presiones gubernamentales en el juicio al opositor Leopoldo López ha echado más leña al fuego de las dudas en cuanto a la independencia del sistema de justicia de Venezuela. La fiscalía venezolana, por su parte, niega haber presionado al fiscal.

Más bien una situación política

“Aunque sentimos pena por no haber ganado, sentimos satisfacción por el apoyo conseguido en este trabajo conjunto, sin precedentes, ciudadanos y políticos europeos”, dice Betancourt satisfecha de que esta nominación al Sájarov haya llamado la atención sobre la situación venezolana.

“No hubiese sido premiar a una oposición –que como tal puede merecer juicios muy críticos- sino llamar la atención sobre la situación política que vive Venezuela. Y en cierto modo estimular que el proceso electoral que se está produciendo y que se va a materializar el 6 de diciembre se produzca con limpieza”, explicó a DW el diputado español Ramón Jáuregui. Éste en calidad de presidente de la Asamblea Eurolatinomericana, el integrará una comisión del Parlamento Europeo que visitará próximamente Venezuela.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema