Presentan cargos contra ex-guardia de las SS | Alemania | DW | 26.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Presentan cargos contra ex-guardia de las SS

El sospechoso trabajó en el campo de exterminio de Auschwitz de 1941 a 1943. Se encuentra en custodia desde mayo y hasta ahora no se manifestó sobre las acusaciones, según la fiscalía de Stuttgart.

La Justicia alemana presentó cargos contra un ex-guardia de Auschwitz de 93 años por presunta complicidad en los asesinatos perpetrados por los nazis en el campo de concentración.

La Fiscalía General de Stuttgart considera que el acusado fue guardia de Auschwitz de 1941 a 1943 y que con su actividad "fue cómplice del exterminio" que se llevó a cabo el campo instalado por los nazis en Polonia, según se informó este jueves.

Nacido en Lituania, Lipschis vivió tras el fin de la Segunda Guerra en el norte de Alemania y en 1955 emigró a Chicago. Las autoridades le quitaron la nacionalidad estadounidense y lo expulsaron del país en 1982, cuando se reveló su pasado. Desde entonces vivía en Baden-Württemberg, sur de Alemania.

Expediente del acusado como funcionario de Auschwitz

Expediente del acusado como funcionario de Auschwitz

Alegato de defensa

Lipschis reconoció haber sido asignado a una unidad de las SS durante la guerra, pero aseguró siempre que había desempeñado tareas como cocinero y negó cualquier participación en crímenes nazis. La fiscalía lo vincula ahora a la llegada a Auschwitz de 12 trenes con miles de prisioneros exterminados en el campo.

Muchos guardias de campos de concentración sortearon hasta ahora los tribunales porque la Justicia alemana consideraba que para juzgarlos había que probar su responsabilidad en los crímenes de forma individual, lo que en muchos casos era imposible.

La situación cambió tras el caso de John Demjanjuk, ex-vigilante del campo de concentración de Sobibor condenado en 2011 a cinco años de prisión por complicidad en asesinato.

Cuando investigaba el caso, la Oficina Central de Investigación de Crímenes Nacionalsocialistas con sede en Ludwigsburgo determinó que se puede juzgar a cualquiera que haya contribuido al funcionamiento de los campos de concentración, ya sea en las cámaras de gas o como cocinero.

En septiembre, la oficina repartió 30 casos a diversas fiscalías de Alemania. El de Lipschis es sólo uno de los que podrían seguir su curso en los próximos meses y llegar a juicio.

EL(dpa, afp, Reuters)

DW recomienda