Premio Václav Havel de Derechos Humanos para activista yazidí | El Mundo | DW | 10.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Premio Václav Havel de Derechos Humanos para activista yazidí

El premio recompensa cada año acciones excepcionales de la sociedad civil dentro y fuera de Europa. La premiada, Nadia Murad, es también candidata al premio Sajarov, que el Parlamento Europeo anunciará el 27 de octubre.

La activista iraquí de derechos humanos perteneciente a la comunidad yazidí Nadia Murad (en la foto) recogió el premio Václav Havel de Derechos Humanos, que conceden la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, la Biblioteca Václav Havel y la Fundación Carta 77. 

Con un semblante serio durante la ceremonia de entrega del premio, recordó cómo 12.000 personas de su comunidad "perdieron la vida o fueron forzadas a la esclavitud" y cómo las mujeres yazidíes han sido violadas por miembros del Estado Islámico "a partir de los ocho y nueve años". Murad, de 23 años, logró escapar del llamado Estado Islámico en el norte de Irak, después de haber sido violada por varios combatientes de esta organización terrorista.

"Si la vida fuera más justa, estaría en mi pueblo con los míos, estudiando en la universidad y viviría en paz", dijo en su alocución tras recibir un trofeo con la firma de Havel, un diploma y el premio dotado con 60.000 euros. Murad, que ha perdido a 18 miembros de su familia, recibió este premio de manos del presidente de la Cámara, Pedro Agramunt, y confió en que no cese la persecución contra el Estado Islámico, "que sigue cometiendo crímenes, también contra las minorías yazidí y cristiana".

Candidata al premio Sajarov

Murad, que es también candidata al premio Sajarov, que el Parlamento Europeo dará a conocer el próximo 27 de octubre, se impuso a otros finalistas como el Instituto Internacional de Derechos Humanos-Fundación René Cassin, con sede en Estrasburgo, y la periodista serbia, Gordana Igric, defensora de derechos humanos y de la libertad de prensa.

En el hemiciclo de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa estaba presente el galardonado en 2014, el militante de derechos humanos de Azerbaiyán Anan Mammadli, encarcelado en su país cuando obtuvo el premio y liberado el pasado mes de marzo. La activista rusa y disidente soviética en los años 60 Ludmila Alexeeva fue galardonada en 2015 con el premio.

Coincidentemente, Amnistía Internacional (AI)exigió hoy que la comunidad internacional aumente urgentemente su apoyo a las mujeres y niñas de la minoría yazidí en Irak, que han sido esclavizadas, violadas y golpeadas por EI: "Los horrores inimaginables que afrontaron estas mujeres y niñas yazidíes en cautiverio del EI arroja nueva luz sobre los continuos crímenes de guerra y contra la Humanidad perpetrados por el grupo", señaló Lynn Maalouf, subdirectora de Investigación de la oficina regional de Beirut de AI, al presentar un informe sobre la región.

RML (efe, afp)

DW recomienda