1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Posponen elecciones en Nigeria por violencia de Boko Haram

Por recomendación de las agencias de seguridad, las votaciones para elegir presidente serán el 28 de marzo y no el 14 de febrero.

La Comisión Electoral nigeriana informó este sábado (07.02.2015) que las elecciones presidenciales originalmente fijadas para el 14 de febrero serán pospuestas seis semanas, hasta el 28 de marzo, siguiendo una sugerencia emanada por las agencias policiales y militares del país africano, que detectaron enormes dificultades para garantizar unas votaciones que cumplan con estándares mínimos de seguridad.

El motivo principal de esta decisión son los continuados ataques terroristas de la milicia islamista Boko Haram, sobre todo en el norte del país del occidente africano. Los reparos planteados por los militares y los policías no se pueden rechazar, explicó el presidente de la comisión, Attahiru Jega. Por eso también las elecciones regionales y de gobernadores previstas para el 28 de febrero en los 36 estados federados serán trasladadas al 11 de abril.

Las voces críticas ven en este aplazamiento un intento del presidente Goodluck Jonathan y su gobernante Partido Popular Democrático (PDP) de ganar tiempo. Su principal rival, el exdictador Muhammadu Buhari, de la alianza opositora el Congreso de Todos los Progresistas (APD), había subido últimamente en las encuestas. Buhari tiene su feudo precisamente en el empobrecido norte musulmán de Nigeria.

Ejército prepara ofensiva

El anuncio de este sábado fue realizado luego de un día entero de conversaciones entre la Comisión Electoral, las comisiones electorales de los 36 estados, partidos políticos y grupos de la sociedad civil. El Ejército se está preparando para lanzar una nueva ofensiva contra Boko Haram la próxima semana, señalaron fuentes militares. En estos momentos, es imposible para las fuerzas de seguridad garantizar unas elecciones tranquilas en el país.

Jega aseguró que “no importa nuestro grado de disposición. Si hay serios problemas de seguridad, el buen desarrollo de unas elecciones libres, justas, creíbles y pacíficas se vería comprometido en gran medida”. En el país rico en recursos petroleros viven unos 175 millones de personas. Los islamistas de Boko Haram luchan por el establecimiento de un Estado islámico en el norte del país y en zonas limítrofes de países vecinos.

DZC (dpa, EFE)