Portugal se resiste a ser rescatado | Economía | DW | 30.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Portugal se resiste a ser rescatado

Portugal continúa resistiéndose a las presiones para que se acoja a un rescate financiero internacional que le ayude a salir de la crisis económica, mientras sus bonos caen a casi basura.

default

José Sócrates, primer ministro de Portugal: ¿qué hacer con la crisis?

Los tipos de interés del bono a cinco años se situaron en un nivel récord de 8,97 por ciento, mientras que los tipos del bono a diez años superaron la marca del 8,0 por ciento, después del 7,99 por ciento del martes.

La rebaja de la credibilidad crediticia por parte de Standard & Poor's el martes dejó su rating a sólo un escalón del "bono basura".

¿Elecciones anticipadas?

Aun así, el primer ministro José Sócrates dijo en Lisboa que no tenía intención alguna de solicitar un rescate financiero. "Estamos decididos a que eso no ocurra", citó el diario "Publico" al jefe de gobierno saliente.

Portugal Rücktritt Premierminister Jose Socrates NO FLASH

José Sócrates dijo en Lisboa que no tenía intención alguna de solicitar un rescate financiero.

Portugal tiene cada vez más dificultades para resistir la presión que están ejerciendo los mercados financieros después de que Sócrates anunciara su renuncia tras el rechazo en el Parlamento luso a su propuesta de adoptar nuevas medidas de austeridad, lo que desató una crisis política la semana pasada.

Se espera que el presidente Aníbal Cavaco Silva llame el jueves a celebrar elecciones anticipadas en el país.

Recortar gasto en infraestructuras

El principal partido en la oposición, el conservador Partido Socialdemócrata (PSD), que lidera las encuestas, aprobó hoy un borrador de programa electoral.

El grupo es partidario de recortar el gasto en infraestructuras a fin de destinar más recursos a combatir la pobreza. Aun así ha prometido mantener las directrices austeras adoptadas por Sócrates en caso de llegar al poder.

A su vez, el martes el Banco de Portugal dio a conocer unas sombrías expectativas de crecimiento para 2011: la economía se contraerá un 1,4 por ciento.

Mientras, el Banco de España mantuvo sus perspectivas de crecimiento del 0,8 por ciento para este año. El gobierno en Madrid insiste en que España no corre peligro de verse arrastrada por la crisis portuguesa.

dpa

DW recomienda