Portugal: futuro incierto | Economía | DW | 07.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Portugal: futuro incierto

En Portugal crece la incertidumbre. El ministro de Finanzas es optimista, pero los economistas coinciden en que deberá recortar su deuda. Los inversores son cautelosos, pero Portugal sigue colocando bonos de deuda.

¿Deberá Portugal recortar su deuda?

¿Deberá Portugal recortar su deuda?

Las estimaciones acerca del futuro de Portugal son diversas. Analistas, inversores, economistas, el ministro de Finanzas de ese país, y –no en última instancia- sus mismos ciudadanos tienen cada uno una forma diferente de ver la situación. Y cada una de esas visiones está justificada.

Recuperar la confianza y la credibilidad

Vítor Gaspar, ministro portugués de Finanzas.

Vítor Gaspar, ministro portugués de Finanzas.

En vista de la situación en los mercados financieros, el ministro de Finanzas de Portugal, Vítor Gaspar, se esfuerza por mostrar el mejor perfil de su país. El sobreendeudamiento, la falta de solidez del presupuesto estatal, el débil crecimiento económico y la baja productividad llevaron, según Gaspar, a Portugal a recurrir al paquete de rescate para la eurozona. “Durante más de una década han aumentado el desequilibrio macroeconómico y la debilidad estructural”, explica Gaspar.

Por el camino correcto

Vítor Gaspar asegura que “Portugal va por el por camino correcto” gracias al paquete de rescate por 78 mil millones de euros de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario (FMI) Internacional, así como a un programa económico para combatir la crisis. El programa se basa, sobre todo, en impulsar el crecimiento económico y el mercado laboral. Otros aspectos son la consolidación de las finanzas estatales y la reconstrucción de la competitividad a nivel internacional.

Para los portugueses, las reformas necesarias para cumplir con esos objetivos representan un aumento de impuestos y, al mismo tiempo, una reducción en el salario real, así como recortes en el área social. Es por eso que la inquietud de la ciudadanía va en aumento. Pero Vito Gaspar sigue apostando a que contará con un amplio apoyo de la población y se manifiesta a favor del paquete de rescate, ya que, según él, ofrece protección frente a la volubilidad de los mercados. “Es hora de que Portugal se gane la confianza necesaria como para volver a estar presente en los mercados en el transcurso de 2013”, dijo el ministro portugués de Finanzas.

Efectos positivos del programa de adaptación

Análisis difieren en cuanto a una solución para Portugal.

Análisis difieren en cuanto a una solución para Portugal.

También la troika de expertos conformada por la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI evalúa el desarrollo de Portugal como positivo. A través del programa de adaptación a la crisis, Portugal incluso ha registrado un ligero crecimiento.

El analista de riesgo-país del Banco Regional de Hesse-Turingia (Helaba), el economista Ulrich Rahtfelder, confía en que Portugal podrá salir de la crisis gracias a ese programa. “Los portugueses ya llevaron a cabo un programa del FMI en 1984. No fueron tiempos felices para el país, pero luego hasta tuvieron un excedente en el rendimiento económico”, señala el experto. Pero no cree que Portugal vuelva a poder autofinanciarse hasta 2013. “Dadas las circunstancias actuales, el año próximo es aún demasiado pronto”, dice.

Se impone un recorte de deuda para Portugal

El Instituto de Economía Mundial de la Universidad de Kiel (IfW), por su parte, plantea un pronóstico más sombrío para Portugal. Los economistas David Bencek y Henning Klodt crearon un barómetro para evaluar la gravedad de las deudas estatales en algunos países de la eurozona. Según ese análisis, la situación de Portugal no es tan catastrófica como la de Grecia. Sin embargo, de acuerdo con los economistas, Portugal no podrá salir de la crisis sin recortar su deuda. “Un recorte de deuda es el mal menor cuando un país va camino de una insolvencia desordenada”, subraya Bencek.

No siempre se produce un efecto dominó

Según economistas, Portugal debe cambiar rápidamente de rumbo.

Según economistas, Portugal debe cambiar rápidamente de rumbo.

De acuerdo con el efecto dominó, se supone que si Grecia cae, también caerán Portugal y otros países, ya que se cree que las causas de los problemas que los aquejan son similares, pero, sin embargo, esto no es así, según analizan Klaus Schrader y Claus Friedrich Laaser, economistas del IfW, en un estudio comparativo que incluye a Grecia, Portugal y España. “Las características y la historia de la crisis son demasiado diferentes, así como también el potencial con que cuentan para solucionarla”, explican.

Escasez de profesionales cualificados, déficits en la productividad, así como cargas impositivas privadas y estatales condujeron a Portugal hacia la crisis, señala el estudio. El país debe cambiar decidida y rápidamente el rumbo para combatirla, opinan los expertos.

También el economista Ulrich Rathfelder cree en una pronta recuperación. “En Portugal hay empresas de gran rendimiento en el área automotriz, en el sector de abastecimiento y también pequeñas empresas de tecnología muy eficientes, por lo que la base industrial no es tan mala”, dice Rathfelder. Según él, es muy importante lograr mejoras en el conjunto de la economía para generar confianza, también entre los inversores.

Autora: Beatrix Beuthner/ Cristina Papaleo
Editor: Enrique López

DW recomienda