1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Portada de “Der Spiegel” causa impacto internacional

El semanario alemán Der Spiegel llegó a los quioscos del mundo este sábado (4.2.2017) exhibiendo una portada provocadora: ella muestra la inconfundible efigie del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump –aunque los rasgos de su cara brillan por su ausencia en la ilustración–, sosteniendo un cuchillo con su mano izquierda y la cabeza decapitada de la Estatua de la Libertad con su mano derecha. Al pie del dibujo se lee uno de los eslóganes más populares del mandatario: "America first”.

La imagen, concebida por el artista cubano-estadounidense Edel Rodríguez, se ha vuelto viral en las redes sociales. Ella hace gráfica "la decapitación de la democracia, la decapitación de un símbolo sagrado”, le dijo Rodríguez al periódico The Washington Post. El jefe de redacción de Der Spiegel, Klaus Brinkbäumer, defendió la caricatura de las críticas. "El presidente estadounidense descabeza en nuestra portada aquel símbolo que da la bienvenida a migrantes y refugiados a Estados Unidos desde 1886”, dijo Brinkbäumer.

"Y, en consecuencia, él decapita también a la democracia y a la libertad”, acotó el periodista. Inesperadamente, la portada fue cuestionada por el diario alemán Bild, uno de los más leídos en Alemania, pero también uno de los peor vistos por su talante populista y sensacionalista. "¿Podemos comparar a Trump con el carnicero de Estado Islámico ‘John, el yihadista'?”, se preguntaba retóricamente la edición online de Bild. Más de uno sospecha que lo que incomoda a los artífices de ese medio es el no haber sacado una portada como esa primero.

No obstante, la ilustración de Der Spiegel también ha ocupado a periódicos estadounidenses como The Washington Times y el portal online Buzzfeed. Hasta ahora no ha habido reacción alguna en la Casa Blanca. La portada de Der Spiegel se suma a otras que han retratado al polémico mandatario estadounidense o a lo que él simboliza. La revista The New Yorker fue más sutil al mostrar a la Estatua de la Libertad con la llama extinguida, la británica The Economist disfrazó a Trump de manifestante con un cóctel molotov que lleva la inscripción "Un insurgente en la Casa Blanca”.

En su cuenta de Twitter Der Spiegel también publicó una foto retocada digitalmente en la que se ve a Trump en el Despacho Oval mostrando a la prensa la provocadora portada en lugar de un decreto presidencial. (dpa)