1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Por un calendario electoral en Venezuela

De los llamamientos a respetar las instituciones y el orden democrático en Venezuela a pedir desde la Eurocámara en una posible nueva resolución un calendario claro para las elecciones pendientes. ¿Hay un cambio de tono?

El momento es importante para hacer presión política por la situación que vive Venezuela : justo después de la resolución de la OEA instando al gobierno a "garantizar la separación de poderes” y "a apoyar la vuelta al orden democrático”, una nueva resolución del Parlamento Europeo en Estrasburgo podría poner el acento en pedir, con más rigor, un calendario electoral claro.

"Hay dos poderes legítimos, hay dos pueblos enfrentados y hay enormes riesgos. Creo que hay que evitarlos y seguir apostando por una salida democrática pactada”, explica a DW Ramón Jáuregui, copresidente de la asamblea birregional Eurolat. En ese sentido, en su opinión, la comunidad internacional debería actuar mancomunadamente.

La grave crisis económica de un país naturalmente rico, la escasez que sufre el pueblo venezolano y la concentración de poderes en el gobierno instan a la acción. Esa es la visión que la mayoría de los eurodiputados comparten. La diferencia está en qué acción prefieren.

Posiciones muy diferentes

Si las cuatro resoluciones (dos en 2014, una en 2015, una en 2016) sobre la situación en Venezuela que  ha aprobado el pleno de la Eurocámara en su actual mandato ponían el acento en la liberación de los presos políticos y el respeto a los derechos humanos –incluyendo la exhortación a permitir la ayuda humanitaria para paliar la crisis–, la que se avecina (abril 2017), podría insistir en fechas claras para convocatorias a las urnas. ¿Solamente? Es muy probable.

Venezuela Proteste in Caracas (Reuters/C. Garcia Rawlins)

El opositor Henry Ramos Allup habla con Henrique Capriles el martes, cuando no pudieron alcanzar la Asamblea ante el bloqueo policial.

Con todo, lograr consenso para este mensaje, aún dialogante, no será fácil, pues las posiciones llegan a los extremos: exilio para los miembros del actual gobierno mientras esperan la acción de la justicia internacional, pedía en el pleno de la Eurocámara, por ejemplo, Agustín Díaz de Mera, eurodiputado español del bloque conservador. Sanciones selectivas preferiría, por su parte, Dita Charanzova, eurodiputada checa del bloque liberal, que subraya que el gobierno de Nicolás Maduro camina hacia una dictadura. 

Brüssel - Ramón Jáuregui (DW/Banchón)

Ramón Jáuregui, copresidente de la Asamblea Eurolatinoamericana.

"El Parlamento Europeo puede elevar el diapasón de la condena a la democracia venezolana. Pero eso probablemente no resolverá el conflicto político al que está condenada y está sufriendo Venezuela", apunta Jáuregui.

Eco de la oposición

En el mismo tono de las protestas callejeras de las últimas horas bajo el lema "elecciones ya", desde la presidencia de la plataforma Veneuropa, Patricia Betancourt explica a DW: "Queremos que la Comisión Europea pida elecciones, aquellas que no se han realizado hasta ahora.  Y también adelantar las presidenciales. Esto sería la solución". 

Cabe anotar que en VenEuropa confluyen asociaciones ciudadanas de 12 países europeos y también las secretarías de los partidos Primero Justicia (Henrique Capriles), Voluntad Popular (Leopoldo López), Acción Democrática (Henry Ramos Allup) y Alianza Bravo Pueblo (Antonio Ledezma).

Pero "el gobierno de Nicolás Maduro no tiene ninguna razón para adelantar sus elecciones presidenciales. Tiene constitucionalmente el derecho a mantenerse hasta finales de 2018. Y aunque el ejercicio de su poder es discutible, no se puede cuestionar la legitimidad su mandato. Si se trata de una salida electoral democrática, hay que pactarla", insiste Jáuregui, que ve, a pesar de todo, la salida en el diálogo.

Europäisches Parlament Pressebild - Dita Charanzova (European Union 2015/G. van den Wijngaert)

Dita Charanzova, eurodiputada checa del grupo liberal.

En este sentido, "es momento de redoblar los esfuerzos diplomáticos", recuerda Ernest Urtasun, eurodiputado de la bancada ecologista que advierte de una resolución que eche aún más leña al fuego.

¿Quién no cree en el diálogo?

"La Comisión Europea ha defendido el diálogo y hemos visto cómo no ha funcionado. Pues los interlocutores no son válidos para una de las partes", dice Betancourt resaltando que el Vaticano abandonó la mediación, comenzada en octubre de 2016.

Cabe recordar que la Alta Representante de la Diplomacia Europea, Federica Mogherini, encargó a José Luis Rodríguez Zapatero, ex jefe de gobierno español, representar, como mediador, en las conversaciones entre el gobierno y la oposición, su postura dialogante.

Pero, por ejemplo, que Zapatero no califique expresamente de "preso político" a Leopoldo López (condenado a más de 13 años por su participación en los hechos violentos del 2014 que provocaron la muerte de 46 personas), es un prueba de su invalidez como interlocutor.  

Porträt - Ernest Urtasun (EP)

Ernest Urtasun, eurodiputado de la bancada ecologista.  

Esto para la eurodiputada liberal Beatriz Becerra, por su parte, es la prueba de que la búsqueda del diálogo –el máximo común denominador entre las diferentes fracciones del parlamento, incluida la izquierda– ha sido un fracaso. "El diálogo ha sido simplemente una mampara que ha tapado las posibilidades de salidas democráticas de la constitución venezolana", acusa Betancourt.

Pero entonces, si no es el diálogo, "¿cuál es la solución? ¿La calle? Es peligroso, la UE no es tan irresponsable. Se puede criticar el diálogo y a Zapatero, pero la alternativa no la veo. Si la comunidad internacional no interviene y no media entre estos dos pueblos con riesgo de enfrentamiento civil Venezuela puede pasar por una situación muy complicada", apunta Jáuregui.

¿Primero las regionales?

¿La futura resolución deberá, entonces, insistir en el calendario electoral?  "Es una propuesta cargada de lógica política cuando se está produciendo un enfrentamiento social y, desde luego, político. Todo hace pensar que reclama un esfuerzo de generosidad por las dos partes”, subraya Jáuregui.

En cualquier caso, no son pocas las voces en la eurocámara  y en la misma Comisión Europea, que abogan por que el Parlamento Europeo insista en la necesidad de pactar una salida pacífica y constitucional, comenzando por las elecciones regionales pendientes.

Ver el video 01:44

Eurocámara prepara resolución sobre Venezuela

Audios y videos sobre el tema