1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Polonia: reformas judiciales y derogación de la Constitución

En Polonia se están llevando a cabo reformas judiciales. En el futuro, los políticos podrán influir en la elección de los magistrados. El Estado de Derecho está amenazado.

Manifestantes en Varsovia.

Protestas en las calles de Varsovia contra las reformas judiciales.

DW: ¿Cómo cambian las nuevas regulaciones el sistema de derecho polaco?

Waldemar Zurek: Las nuevas leyes suponen una violación de la Constitución y son el camino directo para la politización de los juzgados. Hasta ahora, los jueces propuestos por el ministro de Justicia tenían que ser aceptados por el órgano de control y el Consejo del Poder Judicial del Estado.

 

Más información:

Polonia: desmontando el Estado de derecho.

Bruselas sigue "con preocupación" situación en Polonia

 

¿Qué papel desempeña el Consejo del Poder Judicial del Estado en el sistema jurídico polaco?

Su tarea es vigilar la independencia de los juzgados. Hay muchos casos que fueron investigados por el Consejo. Un fiscal, por ejemplo, presionó a varios jueces. Les exigía informaciones sobre una votación secreta de una sentencia. En realidad, no tendrían que habérselas dado. Últimamente el Consejo se está ocupando de esclarecer declaraciones difamatorias de un eurodiputado del Partido Ley y Justicia (PiS) contra un juez al que él llamó "idiota".

¿Ese Consejo era hasta ahora apolítico?

Está formado por jueces y políticos. Los gremios de jueces eligen a los jueces de dicho Consejo. Tras las nuevas regulaciones, los políticos decidirán quiénes ocuparán dichos puestos. Esto es una derogación de la Constitución. Además, el ministro de Justicia puede poner fin al mandato de los jueces en dicho órgano anticipadamente. Según la Constitución, la duración es de cuatro años. La división de poderes en Polonia se invalida así totalmente.

El magistrado polaco Waldemar Żurek.

El magistrado Waldemar Żurek no ve con buenos ojos las reformas judiciales de Polonia.

Tras otra ley, el Tribunal Supremo se cubrirá con nuevos puestos. ¿Se esperan decisiones políticas?

Es una ley dramática. También en este caso la duración del mandato de los jueces finalizará pronto, dependiendo de qué jueces serán aceptados por el ministro de Justicia. Cuando el presidente firme ambas leyes, sobre el Consejo del Poder Judicial del Estado y el Tribunal Superior, entonces no habrá ni un Consejo ni un Tribunal Superior independientes a partir de agosto. Esperamos que se produzca una inspección de los jueces que tendrá lugar seguramente muy pronto. Tras la destitución del Tribunal Constitucional del año pasado en Polonia nadie se hace la ilusión de que no van a buscar jueces que solo apoyen a un determinado grupo político.

¿Cómo puede afectar la reforma judicial el trabajo de los otros juzgados del país?

El ministro de Justicia puede decidir sobre la duración en el cargo de todos los presidentes de los tribunales ordinarios. Además hay algo extraño: un presidente de juzgado de distrito puede al mismo tiempo convertirse en magistrado presidente de máxima instancia, es decir, que estaría por encima de su tribunal. Quizá, el ministro de Justicia tema no encontrar suficiente gente que colabore con él y quiere allanar así el camino para aquellos que quieran hacer carrera.

Usted habla de presión ejercida sobre los jueces. ¿Lo ha vivido usted personalmente?

La fiscalía investiga sobre mi protección personal aunque nunca la he pedido. Pero los fiscales tienen el derecho, debido a dichas investigaciones, de ver las llamadas telefónicas realizadas. Me controlaron dos veces.

Quería saber por qué se estaba investigando mi caso. El motivo era un artículo de prensa, se me dijo. Recientemente llegó una carta anónima a la fiscalía en la que se me recriminaba que actuaba muy poco como juez y demasiado como portavoz del Consejo Judicial. Se remitió como "urgente" a la fiscalía del distrito. Me parece un acoso.

¿No es para usted un dilema el hecho de que intervenga políticamente como juez? ¿Cómo se puede preservar la independencia judicial?

Hemos hecho hace poco un llamamiento a nuestros ciudadanos para que protesten contra la reforma judicial. Los jueces no podemos participar en manifestaciones. Lo único que podemos hacer es este tipo de llamamientos. Prometimos en nuestro juramento como jueces que vigilaríamos el sistema jurídico. ¿Qué vamos a esperar? Cuando alguien propone un nuevo proyecto de ley, que viola la Constitución, tenemos que hacer sonar la señal de alarma. La sociedad nos exige que tomemos dichas responsabilidades. Y es que la sociedad polaca no solo está formada por votantes del partido PiS.

Waldemar Zurek es juez y portavoz del Consejo del Poder Judicial del Estado en Polonia.

Monika Sieradzka (RMR/VT)

DW recomienda