1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Policía sospecha que Lula se benefició de red de corrupción

El caso Petrobras no deja en paz al oficialismo brasileño. La investigación busca determinar hasta qué punto el exmandatario estaba al tanto del escándalo.

Las sospechas son fuertes y por ello este viernes (11.09.2015) se produjo lo impensado en Brasil: mediante un informe, la Policía Federal (PF) informó al Tribuna Supremo Federal que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva podría haberse beneficiado de la red de corrupción en la estatal Petrobras, por lo que solicitó permiso para interrogar al líder del Partido de los Trabajadores (PT), según documentos revelados por la revista Época.

“Atenta al aspecto político de los acontecimientos, la presente investigación no puede evitar sacar a la luz de la averiguación de los hechos a la persona del entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva”, indica el documento enviado por el comisario de la Policía Federal Josélio Souza. Por el caso están siendo investigados medio centenar de políticos, la mayoría de la base oficialista de la presidenta Dilma Rousseff.

Según el agente, que comanda las investigaciones sobre el caso Petrobras en Brasilia, en su “condición de mandatario máximo del país” y tras haber gobernado entre 2003 y 2010, el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) “pudo haberse beneficiado por el esquema en curso en Petrobras, obteniendo ventajas para sí, para su partido, o incluso para su gobierno, con la manutención de una base de apoyo partidaria sustentada a costa de negocios ilícitos”.

Testimonio de delatores

Souza agrega que los hechos “ponen en evidencia que el esquema (de fraudes) que hoy se investiga es ante todo un esquema de poder político alimentado con voluminosos recursos de la mayor empresa de Brasil”. Y añade que “en este escenario concreto, se hace necesario traer a los autos (del proceso) las declaraciones del entonces mandatario, a fin de que presente su versión sobre los hechos investigados, que alcanzan el núcleo político-partidario de su gobierno”, concluye el comisario.

La solicitud de la policía para escuchar al antecesor y padrino político de Rousseff se enmarca en un proceso que investiga la participación de políticos en la red de corrupción de la petrolera, de la cual fueron desviados 2.000 millones de dólares en la última década, según el cálculo de la propia compañía. La petición, que debe ser analizada por la Fiscalía, se basa en las declaraciones realizadas por dos de los delatores del esquema de corrupción, el cambista Alberto Yousseff y el exdirector de Abastecimientos de Petrobras Paulo Roberto Costa.

DZC (dpa, Reuters, EFE)