Policía en California mata a un afroamericano que sufría de “enfermedad mental” | El Mundo | DW | 29.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Policía en California mata a un afroamericano que sufría de “enfermedad mental”

Activistas de un suburbio en San Diego, sur de California, pidieron una investigación federal de la muerte de un afroamericano desarmado por parte de la policía, que según sus familiares, sufría de una enfermedad mental.

Un agente de policía de El Cajón (California, EE. UU.) mató a un afroamericano que le había apuntado con sus dos manos simulando tener una pistola, informaron las autoridades. Tras lo ocurrido, unas 200 personas, de acuerdo con la CNN, se concentraron para protestar frente a la comisaria de la localidad, situada a las afueras de San Diego.

El jefe de la Policía de El Cajón, Jeff Davis, explicó que dos de sus agentes abordaron durante al hombre en la tarde del martes en una calle y que éste se negó a obedecer "múltiples órdenes" mientras mantenía sus manos en los bolsillos. "Sacó un objeto del bolsillo frontal del pantalón, juntó las dos manos y lo extendió hacia los agentes", dijo Davis, que no especificó de qué objeto se trataba, al describir el momento previo a que uno de los policías lo matase a tiros.

Según el Los Ángeles Times, los investigadores no hallaron arma alguna en el lugar del suceso.

"Los llamé pidiendo ayuda y lo mataron"

El hombre fue identificado como Alfred Olango, de 30 años, informaron medios locales, que citaron a familiares y manifestantes que tomaron las calles en protesta. Una mujer identificada como la hermana del hombre dijo que éste sufría de una enfermedad mental y que había llamado a la policía para que lo ayudaran. "Los llamé pidiendo ayuda y lo mataron", dijo en un video publicado en Youtube después de su muerte.

La Policía de El Cajón difundió a través de su cuenta de Twitter una fotografía del momento en el que el afroamericano apuntó con sus manos a uno de los agentes, una imagen en la que no se distingue el objeto que sostiene. La fotografía fue extraída de un vídeo que las autoridades no pretenden difundir, al menos hasta que lo revise un fiscal.

El tiroteo se produce tras la muerte en manos de la policía de hombres negros en Tulsa y Charlotte, que desataron numerosas protestas.

FEW (EFE, dpa)
 

DW recomienda