1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Polémico nombramiento al frente del Tribunal Supremo venezolano

Maikel Moreno era el ponente responsable de la confirmación de la condena de Leopoldo López el pasado sábado. La oposición critica sus antecedentes penales por homicidio cuando era policía y acusaciones de corrupción.

Venezuela Nicolas Maduro Maikel Moreno (Getty Images/F.Parra)

Maikel Moreno (izq.), nuevo presidente del TSJ venezolano.

La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela eligió como nuevo presidente del Poder Judicial al magistrado Maikel José Moreno Pérez, que se desempeñaba como vicepresidente de esa entidad desde 2015 y presidente de la Sala de Casación Penal desde 2014. En este cargo le sucede la magistrada Indira Alfonzo Izaguirre, tras ejercer la segunda vicepresidencia mientras presidía a la par la Sala Electoral, desde donde emitió sentencias relacionadas con el referendo revocatorio presidencial que la oposición impulsó durante 2015 contra el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Tras su nombramiento, Moreno aseguró que trabajará "24 horas al día" para acabar con la impunidad y la corrupción en el país. "Este Tribunal Supremo de Justicia con mi dirección, al frente de este alto tribunal, vamos a continuar con la labor de la magistrada Gladys María Gutiérrez, igualmente unirnos todos los poderes públicos nacionales para el ataque a la corrupción, a la impunidad", dijo. "Este es un espacio para el diálogo entre los diversos del país; cuenten con esta casa de la justicia para el diálogo, para la fraternidad, para el amor, para la paz del país", añadió en una rueda de prensa transmitida por de televisión.

El TSJ no ha informado sobre el destino de su hasta ahora presidenta, Gladys Gutiérrez, que llegó a cargo desde mayo de 2013 y operaba en la Sala Constitucional. Sobre el nuevo máximo responsable de la justicia venezolana, el Supremo reseña que es Doctor en Derecho Constitucional y docente universitario con al menos 15 años de trabajo jurídico en el país caribeño y diplomático en lugares como Italia y Trinidad y Tobago.

Moreno, casado con la modelo venezolana Débora Menicucci con quien tuvo una hija en 2016, ha recibido al menos una decena de reconocimientos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), entre muchos otros honores. La oposición critica su pasado por violencia policial, que incluso le llevó dos años a la cárcel por un homicidio a finales de los ochenta, y acusaciones de corrupción que no prosperaron en su momento.

LGC (EFE/AVN/ElPaís)

DW recomienda