1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Polémica mundial por ataque de EE. UU. a Siria

Rusia criticó la acción, ordenada por el presidente estadounidense como represalia por el presunto ataque químico atribuido a las fuerzas de Bashar al Assad.

La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de bombardear posiciones de la Fuerza Aérea de Siria este viernes (07.04.2017) fue recibida con dispares reacciones en el resto del mundo. Mientras en Europa se culpó a Bashar al Assad de lo ocurrido, Rusia y sus aliados acusaron que la acción unilateral desplegada por Estados Unidos es ilegítima y podría tener consecuencias para la seguridad regional e internacional.

 

Más información:

-Alerta roja en el conflicto de Siria

-Experto: "El ataque de Trump sigue motivaciones políticas"

 

Según reportes del Pentágono, un total de 59 misiles Tomahawk fueron disparados desde los destructores USS Ross y USS Porter -desplegados en el Mediterráneo- contra la base aérea de Al Shayrat, cerca de la ciudad siria de Homs y desde donde, según información de inteligencia estadounidense, se lanzaron los ataques químicos que dejaron más de 80 muertos en la ciudad de Jan Sheijun.

Trump justificó la acción en una breve alocución televisiva, señalando que el ataque era "vital para la seguridad nacional de Estados Unidos” y pidió a las "naciones civilizadas” unirse a su país para "poner fin a la matanza” en Siria. El gobernador de Homs, Talal Barasi, dijo que el ataque dejó cinco muertos, entre ellos dos civiles, y dejó siete heridos. Barasi acusó a Estados Unidos, además, de apoyar con esta acción a la milicia terrorista Estado Islámico.

Restos de un avión sirio alcanzado por el ataque de Estados Unidos.

Restos de un avión sirio alcanzado por el ataque de Estados Unidos.

Habrá consecuencias

El Pentágono informó que los militares rusos fueron notificados del inminente ataque militar para evitar la presencia de soldados. Según la emisora CNN, el Ejército estadounidense tuvo cuidado de no atacar puntos donde se encuentran las tropas rusas o se sospecha que hay armas químicas almacenadas. Pese a estas medidas, Rusia reaccionó con malestar y el enviado de ese país ante el Consejo de Seguridad de la ONU condenó la acción, calificándola de "ilegítima” y advirtiendo de consecuencias para la estabilidad regional e internacional.

"Se trata de una flagrante violación de la ley internacional", afirmó Vladimir Safronkov, en una reunión de urgencia convocada para analizar el conflicto sirio. La acción de Estados Unidos, agregó, "sólo puede facilitar el fortalecimiento del extremismo". Antes, el presidente Vladimir Outin había calificado de "agresión” el ataque contra Siria y según su portavoz, Dmitiri Peskov, "los ataques estadounidenses son una violación del derecho internacional, por si fuera poco, con un pretexto inventado”.

Tanto Siria como Rusia niegan que se produjera un ataque con armas químicas en Jan Sheijun y explican que se trató de una acción militar siria que alcanzó un depósito de gas de los rebeldes. Moscú recordó que "el Ejército sirio no dispone de arsenales de armas químicas, cuya destrucción fue supervisada y confirmada por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas”.

Una portavoz del Gobierno chino, en tanto, eludió criticar la acción estadounidense y consideró que es "urgente prevenir un mayor deterioro" de la situación en Siria. Tanto Reino Unido como Francia, ambos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, apoyaron a Washington, que recibió el respaldo de otros aliados europeos como Alemania, España o Polonia. Turquía, Japón y Australia también respaldaron la acción, mientras que Hizbolá la llamó "un acto idiota”.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

DW recomienda