1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Planificación Familiar Natural: tan efectiva como la píldora

No todas las mujeres quieren tomar diariamente un cóctel de hormonas ni las parejas usar preservativos en cada relación sexual. Un método natural protege de embarazos tan bien como la píldora o los preservativos.

default

PFN: efectiva, cuando aplicada correctamente

Así lo constataron científicos de la Clínica Ginecológica de la Universidad de Heidelberg en un estudio, que acaban de publicar en la revista Human Reproduction. Pero ¡cuidado!: a las mujeres se les recomienda aplicar la Planificación Familiar Natural (PFN) sólo si antes se han informado detalladamente acerca de cómo se practica.

Para su estudio, los científicos observaron unas 900 mujeres entre los años 1985 y 2005, cada una por un periodo de dos a tres años. De las participantes, 322 mujeres utilizaron sólo el método PFN, 509 recurrieron durante los días fértiles además a métodos contraceptivos y 69 no proporcionaron información sobre su comportamiento sexual.

Píldoras contraceptivas: cóctel hormonal

Píldoras contraceptivas: cóctel hormonal

En aquellos casos en que las mujeres aplicaron la PFN renunciando durante el periodo fértil a la sexualidad, la tasa de embarazos no queridos fue de 0,4 por cada 100 mujeres. Cuando las mujeres tuvieron relaciones sexuales también durante la fase fértil, pero utilizando métodos contraceptivos complementarios, la tasa aumentó a 0,6 por ciento.

“Ello demuestra claramente que la efectividad de la PFN es comparable con la de otros métodos contraceptivos”, dice Petra Frank-Herrmann, de la Clínica Ginecológica de la Universidad de Heidelberg. “Toda tasa menor al uno por ciento está considerada segura”, agrega, “es decir, que el método es exitoso, en tanto se aplique correctamente”.

Temperatura y mucosa cervical

Quizás el único problema: “El método no se puede aprender en cinco minutos, sino que hay que asistir a un curso, leer un libro o informarse detalladamente a través de Internet”.

El PFN consiste en que la mujer no sólo mide su temperatura corporal, sino que además observa la mucosa cervical. Durante la fase infértil, ésta prácticamente no se ve ni se palpa. En los días fértiles, por el contrario, la mucosa es delgada, elástica, clara y acuosa (como la clara de un huevo crudo).

Esos días se llaman días húmedos. Deben evitarse las relaciones sexuales desde el momento en que aparece la mucosa húmeda hasta cuatro días después que se ponga espesa, pegajosa y se reduzca en cantidad, teniendo un aspecto blanco o amarillento en vez de claro y acuoso.

Fácil aprendizaje

La fase fértil termina cuando ya no aparece mucosa o la mujer ha medido durante tres días una temperatura más alta a la de los seis días anteriores. Para ello es necesario utilizar un termómetro corporal basal, que puede ser comprado en una farmacia. Ese tipo de termómetro puede detectar pequeños cambios de temperatura. La temperatura corporal de la mujer aumenta aproximadamente 0,5 grados centígrados inmediatamente después de ovular y permanece a ese nivel hasta que comienza el próximo período menstrual.

"La ventaja de nuestro método consiste en que sólo aplicamos solamente reglas que son realmente importantes”, dice Petra-Herrmann. En otros métodos PFN hay que observar más reglas. “Con ello aumentan naturalmente también las posibles fuentes de errores”, agrega.

En todo caso es importante que la mujer consulte a un médico, ya que sólo una aplicación correcta protege de un embarazo no deseado. Pero el método es de fácil aprendizaje. “Ya después de poco tiempo, la mujer puede sentirse segura acerca de cuándo puede renunciar a otros métodos contraceptivos.”

DW recomienda