1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Planes para duplicar la presencia de la OSCE en Ucrania

Los portavoces de la OSCE habían reconocido carecer de medios suficientes para supervisar el alto el fuego y el cumplimiento de los acuerdos de paz.

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, confirmó hoy (06.03.2015) que hay planes para duplicar la cifra de observadores de la OSCE en Ucrania. Rusia y el resto de partes en conflicto se mostraron de acuerdo en que en el futuro puedan estacionarse en la zona 1.000 trabajadores del organismo, en lugar de los cerca de 450 actuales, apuntó el ministro desde Riga, donde se celebró una reunión informal de ministros de Exteriores.

Según Steinmeier, la propia Merkel habló por teléfono sobre esta cuestión con el presidente ruso, Vladimir Putin, después de conversar esta mañana por teléfono sobre la misión de la OSCE con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko. El mandatario ucraniano propuso desplegar a los trabajadores de la OSCE cerca de la zona tapón prevista y que estén mejor armados.

A la OSCE le faltan medios

Por el momento, la misión está compuesta por 450 observadores, procedentes de unos 40 países. La misión de la OSCE consiste en controlar la implementación del acuerdo de paz alcanzado hace casi tres semanas en Minsk, que prevé un alto el fuego, el establecimiento de una zona tapón en el frente y la retirada de armamento pesado por ambas partes. Según informaciones de la propia OSCE, Alemania estaría dispuesta a suministrar drones de reconocimiento y soldados, como expertos del Ejército, para que evalúen las imágenes satelitales de la zona en conflicto. El Ministerio de Defensa alemán confirmó que hubo conversaciones con la OSCE, pero no comentó ningún detalle.

Los portavoces de la OSCE en Ucrania reconocieron esta semana que carecen de medios para supervisar el alto el fuego y constatar el cumplimiento del segundo apartado de los acuerdos de paz de Minsk: el repliegue del armamento pesado de la línea de separación. La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, también abogó por fortalecer la misión de la OSCE con un incremento del número de observadores. Por su parte, el negociador jefe de la autoproclamada república separatista de Donetsk, Denís Pushilin, respaldó la iniciativa en declaraciones a medios locales.

Mientras, el Ejército ucraniano informó que siguió retirando armamento pesado de la zona del Donbás. Según documentos de la OSCE, los separatistas retiraron el mismo número de armas de la línea de combate. En Járkov, también en el este del país, un oficial de la policía y su mujer resultaron heridos en un atentado con bomba, informó el Ministerio del Interior. El oficial y su mujer se montaron en su automóvil cuando detonó una bomba colocada bajo su coche, señaló el funcionario Anton Gerashchenko en su perfil de Facebook. El oficial dirige un batallón que lucha contra los rebeldes prorrusos en al región del Donbás. Desde hace meses, tienen lugar atentados contra los funcionarios cercanos al Gobierno en esa región.

MS (dpa/efe)

DW recomienda