1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Piden que Bundestag investigue el “caso Amri”

El partido alemán Unión Demócrata Cristiana (CDU) propondrá que el Parlamento federal investigue si las instancias a cargo de vigilar a Anis Amri, presunto autor del ataque de Berlín (19.12.2016), cometieron errores.

Este sábado (14.1.2017), el diputado alemán Volker Kauder, jefe de la fracción parlamentaria del partido Unión Demócrata Cristiana (CDU) y aliado incondicional de la canciller Angela Merkel, anunció que propondría la creación de una comisión en el Bundestag que investigue si las instancias oficiales a cargo de vigilar a Anis Amri cometieron errores. Varios indicios apuntan a que Amri, un tunecino de 24 años que entró al país en 2015 solicitando asilo, fue quien atacó un mercado navideño en Berlín el pasado 19 de diciembre de 2016.

Víctimas demandan indemnizaciones

a labor de las agencias de seguridad ha sido objeto de severas críticas en las últimas semanas. Éstas tuvieron a Amri en la mira durante seis meses y dejaron de vigilarlo por falta de pruebas concretas, a pesar de que contaban con advertencias de otros servicios de inteligencia según los cuales el tunecino era un "terrorista en potencia”. La CDU le planteará la creación de una comisión investigativa al Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), que apuntala la coalición de Gobierno junto a la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU).

La moción de la CDU tiene lugar un día después de que el diario berlinés Der Tagesspiegel reportara que víctimas del ataque consideran demandar indemnizaciones millonarias del Estado alemán por la deficiencia de los mecanismos de seguridad en torno al mercadillo navideño de Breitscheidplatz: doce personas murieron y 48 resultaron heridas cuando un camión –supuestamente secuestrado por Amri– se estrelló intencionalmente contra la muchedumbre que visitaba ese local de la capital germana.

El “caso Amri” trae a la memoria el “caso NSU”

Alemania le denegó el asilo a Amri, pero, para poder repatriarlo, necesitaba que Túnez le enviara sus documentos de identidad. Los papeles llegaron a Berlín dos días antes del atentado. Mientras tanto, según los investigadores del caso, Amri utilizaba identidades diferentes –catorce en total– para contactar a islamistas radicales y despistar a las autoridades. Las incógnitas en torno a Amri, son motivo de preocupación porque traen a la memoria las opacas circunstancias que facilitaron los crímenes de la NSU entre 1999 y 2007.

Este mismo sábado (14.1.2016), el Gobierno regional del Estado federado de Renania del Norte-Westfalia se pronunció para negar que Amri fuera un informante (V-Mann) de la Oficina Federal de la Protección de la Constitución (BfV), el organismo estatal responsable de vigilar las actividades de extremistas. El comunicado oficial busca despejar dudas que afloraron en varios medios locales; comentaristas preguntaron en voz alta si una posible cooperación entre Amri y la BfV podía explicar el hecho de que el tunecino dejara de ser vigilado.

ERC ( dpa / EFE / AP / AFP )

DW recomienda