1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Phoenix en Marte

Luego de un descenso impecable, la sonda Phoenix, de la NASA, comenzó a enviar a la Tierra imágenes de Marte, tomadas con una cámara alemana.

default

Ilustración digital del descenso de Phoenix en Marte.

Las fotos muestran un valle en el polo norte de Marte, bajo el cual se supone la existencia de una capa de hielo. Los científicos se han propuesto investigar si en el planeta rojo existe o existió alguna vez alguna forma de vida.

Mars Landung von US Sonde Phoenix, Projektleiter wärend der Pressekonferenz

Personal del Propulsion Laboratory en Pasadena se alegran por el logrado descenso.

Con aplausos y gritos de júbilo celebraron los científicos en la estación terrestre de control en Pasadena, EE. UU., el logrado descenso, que tuvo lugar casi exactamente en el lugar planeado. El descenso es todo un desafío. La mitad de las más de una docena de misiones a Marte hasta ahora han terminado mal, desde que la URSS comenzara con ellas a comienzos de los años 60.

Luego de un viaje de nueve meses, Phoenix entró en la atmósfera de Marte a una velocidad de 21.000 kilómetros por hora. Siete minutos más tarde se había posado levemente sobre la superficie del planeta. Certeza de ello tuvieron los científicos cuando, 15 minutos más tarde, la primera señal de Phoenix alcanzó la Tierra, tras salvar los 679 millones de kilómetros que separan ambos planetas.

Desaceleración y descenso

Particularmente problemática fue la desaceleración de la sonda antes del descenso. Primero se encendieron cohetes de freno, luego se abrió un paracaídas, con lo que la Phoenix se desaceleró hasta alcanzar una velocidad de ocho kilómetros por hora y posarse luego sobre la superficie marciana.

Bdt Mars Landung von US Sonde Phoenix

Una pata de la sonda posada sobre Marte.

La sonda de 350 kilos de peso está dotada de instrumentos que analizarán durante tres meses la composición del hielo en Marte. Phoenix tiene un brazo robot de 2,35 metros de largo, que puede taladrar un agujero en el suelo de un metro de profundidad, donde se supone la existencia del hielo.

La primera prueba está planeada para el martes (27.05.08). Las muestras serán analizadas allí mismo geológica y químicamente, por ejemplo para determinar si existen carbonos, elementos básicos para la vida. Los instrumentos deberán soportar temperaturas de 33 a 73 grados bajo cero. El abastecimiento energético proviene de células solares.

¿Dónde están los marcianos?

Uno de los instrumentos claves de la sonda es una cámara de precisión hecha por el Instituto Max Planck de Alemania. La cámara desempeñará un papel central en la búsqueda de agua helada debajo de la superficie marciana.

Formaciones geológicas permiten deducir que en Marte fluyeron en algún tiempo grandes ríos. La cámara tomará fotos a color de las muestras de material que extraiga el brazo robot.

La cámara es un multitalento y la primera en el espacio cuyo foco es variable. Puede realizar tanto tomas del suelo con una resolución de hasta 50 micrómetros (la cuarta parte del diámetro de un cabello) hasta fotos de los alrededores e incluso panorámicas del paisaje marciano. La cámara funciona hasta una temperatura de hasta 120 grados bajo cero y necesita muy poca corriente para poder funcionar. Una verdadera sorpresa sería, sin embargo, que transmitiera a la Tierra fotos de marcianos. Con ello no cuentan los científicos en los centros de control.

DW recomienda