1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Petrolera venezolana niega venta de Citgo

El Gobierno venezolano sopesa desde hace años la posibilidad de vender Citgo, la filial de la petrolera estatal que opera en Estados Unidos. Desde hace días circulan informaciones que dan por consumada esa operación.

Un reporte de Redd Intelligence ha puesto a arder las redes sociales en Venezuela, las pocas ágoras que escapan parcialmente a los controles mediáticos del partido de Gobierno, el PSUV. Según esa publicación dedicada a analizar el acontecer financiero en América Latina, la petrolera estatal venezolana, PDVSA, hipotecó las tres refinerías de su filial Citgo Petroleum Corporation, que opera en Estados Unidos, para recibir un préstamo de 1.500 millones de dólares de la petrolera estatal rusa Rosneft.

PDVSA negó que esa transacción haya tenido lugar, aseguró que todavía mantenía la propiedad y el control total de Citgo, y alegó que ese "rumor” era parte de una campaña de "medios nacionales e internacionales contra la industria petrolera venezolana”. "PDVSA desmiente las versiones de prensa y comentarios emitidos por voceros interesados en generar desestabilización política en nuestro país, basados en especulaciones, rumores e informaciones tendenciosas que desacreditan a la corporación”, puntualizó en un comunicado.

Citando una fuente privilegiada en el estado de Delaware, el informe de Redd Intelligence señaló que PDVSA había hipotecado el 49,9 por ciento de las acciones de Citgo y convertido las restantes en papeles que ahora estaban en poder de tenedores de bonos de PDVSA. La petrolera venezolana argumentó que cualquier empresa de talla mundial "utiliza sus activos para el respaldo de sus transacciones y el apalancamiento de sus inversiones, razón por la cual es totalmente falso que se esté cediendo activos a terceros”.

El Gobierno venezolano sopesa desde hace años la posibilidad de vender Citgo. La última vez que se dijo que había “empeñado” a su filial de Estados Unidos para poder pagar sus cuentas pendientes fue en octubre de 2016. "Al igual que PDVSA se apalancó en el mes de octubre utilizando como garantía el 50,1 por ciento de Citgo para la operación de canje de bonos, ha usado el 49,9 por ciento restante para el levantamiento de nuevos financiamientos, en donde hay que destacar que los mismos se alcanzaron en medio, no sólo de ataques en contra de la empresa, sino también en un período adverso para la industria petrolera mundial”, se explicó en el comunicado institucional. La empresa estatal subrayó nuevamente que Citgo le seguía perteneciendo.

PDVSA "ha demostrado absoluta solidez, seriedad y solvencia en su historial de operaciones financieras”, se acotó en ese texto. A juicio de su directiva, el panorama de confianza en PDVSA "queda reflejado por nuestros tenedores de bonos, así como en las grandes empresas internacionales que aportaron financiamiento para el desarrollo de proyectos en nuestro país durante este año de bajos precios del crudo, cuando buena parte de la industria petrolera del mundo recortó sus inversiones”. La oposición venezolana desestimó esas declaraciones.

Para el antichavismo, la operación en torno a Citgo apunta a que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro está echando mano a activos estatales para poder honrar sus compromisos financieros. En octubre de 2016, PDVSA consiguió posponer hasta 2020 el pago de 2.798 millones de dólares en bonos que caducaban en 2017, canjeando un 39,4 por ciento de las notas en poder de los invesionistas. El economista y parlamentario opositor José Guerra sostuvo que, "de forma secreta, PDVSA ha hipotecado el 49 por ciento restante de las acciones de Citgo a Rosneft. Ya Citgo literalmente dejó de ser de PDVSA”, dijo en su cuenta de Twitter.

ERC ( dpa / Reuters )

DW recomienda