Peshmergas se dirigen a Kobane para luchar contra el EI | El Mundo | DW | 28.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Peshmergas se dirigen a Kobane para luchar contra el EI

150 peshmergas de Irak están de camino a Kobane, para reforzar a los combatientes kurdos sirios que luchan contra el asedio del Estado Islámico.

Fuerzas kurdas iraquíes se dirigen hacia la localidad siria de Kobane, de mayoría kurda, para combatir contra el grupo yihadista del Estado Islámico (EI), informaron este martes (28.10.2014) medios de la región autónoma del Kurdistán iraquí.

La página web de la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), uno de los principales partidos de la región, señaló que las fuerzas kurdas o "peshmergas" partieron hacia Kobane para dar apoyo a las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo, que luchan en esa zona del norte de Siria contra el EI.

Un número indeterminado de combatientes salió del aeropuerto de Erbil, capital del Kurdistán iraquí, en dirección a Turquía, y desde allí irán a Kobane. Según la agencia Efe, el Ministerio de los peshmergas no dará ningún tipo de información sobre estos combatientes por motivos de seguridad.

Peshmergas están a media hora de Kobane

Por su parte, el presidente del Organismo de Autodefensa de la Administración kurda de Kobane, Esmat Sheij Hasan, dijo a Efe por teléfono que, "como muy tarde", los refuerzos procedentes de Irak accederán mañana, miércoles (29.10.2014), a la población.

"Los peshmergas han llegado ya a Turquía y están a media hora de Kobane", aseguró Hasan, quien apuntó que las autoridades de la urbe están en contacto con las fuerzas kurdo-iraquíes.

Desde el 16 de septiembre pasado, Kobane es objeto de una ofensiva de los radicales que intentan hacerse con su control. La ciudad está cercada por todos lados por los yihadistas, excepto en el norte, donde limita con Turquía, por lo que la única manera de acceder a ella es a través de territorio turco.

Más de 800 muertos

Hasta ahora, las autoridades de Ankara solo han dejado pasar a Kobane a cientos de jóvenes voluntarios kurdos procedentes de Turquía, aunque la semana pasada anunciaron que también facilitarían el acceso de los peshmergas.

El pasado 22 de octubre, el Parlamento del Kurdistán iraquí aprobó el envío de fuerzas al enclave sirio de Kobane para liberarlo del asedio al que está sometido por parte del EI. Más de 800 personas han muerto desde el comienzo del asalto del EI a esta ciudad, según los últimos datos de víctimas ofrecidos hace dos días por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

VC (efe, dpa)